Promoviendo el ejercicio de los derechos culturales bajo Pandemia, Santiago Arconada ha divulgado una novela, cuya trama tiene como contexto los acontecimientos recientes del país, que puede descargarse de manera gratuita para disfrutarse en aislamiento sanitario, como aporte a la campaña #QuedateEnCasa.

Santiago Arconada, activista social, sindicalista y militante de la izquierda, acaba de presentar un libro, en formato digital, titulado: No dejaré mis sueños atrás.  Se trata de una novela, con rasgos de denuncia social y road-movie, que narra las cavilaciones de un viejo maestro de escuela, habitante de una zona popular caraqueña, quien luego de ser confrontado amargamente por su única hija, mientras la despide en el terminal de la Bandera, emprende un singular regreso a su casa.

En esta novela hay dos viajes; el de Paula, la hija que se une a la diáspora venezolana y marcha en búsqueda de lo que le corresponde en la herencia social, a la que tiene derecho y que el país le niega y, el de Roseliano García, su padre, quien sopesando el reproche hecho a su silencio cómplice ante el régimen que expolia a los venezolanos, hace un recorrido, no solo de vuelta a la casa, con esos nietos que le esperan, sino también, al encuentro de sus principios, a los sueños de justicia que confiado entregó al proyecto chavista, y con él, con ese hombre apesadumbrado que, en la sesentena de su vida, va subiendo, a pie, la empinada cuesta que le lleva a lo alto de Los Flores de Catia. En esa metáfora que construye Arconada va todo un país, el de los militantes de la izquierda, que se apuntaron a ese mismo sueño y los otros, esa gran mayoría de venezolanos, que día a día sufre su Gólgota particular de privaciones y miserias.

Finalmente, como explicaron sus comentaristas el día de su lanzamiento virtual el pasado 28 de septiembre, no es una novela escrita desde la derrota, es la conminación que se hace a quienes formaron parte de un sueño que resultó ser traicionado, a no dejar sus principios y valores atrás.

La novela puede descargarse en el siguiente enlace:

No dejaré mis sueños atrás

Ir a la fuente