La directora del Observatorio Venezolano de la Salud, Marianella Herrera alertó este jueves que hay mujeres que acaban de dar a luz y están amamantando que pesan 36 kilos y enfatizó «es alarmante el nivel de desnutrición».

En entrevista en Román Lozinski  destacó que la desnutrición en el país ha aumentado 73% y condenó: hemos hecho mediciones en comunidades y vemos a mujeres recién paridas, que están amamantando y que pesan 36 kilos, independientemente de la estatura. Estamos viendo un profundo deterioro del porcentaje de desnutrición aguda porque esto responde a que me quede sin comida y mi deterioro es ahorita.

«Las cifras que registramos son consistentes con las de Caritas y otras ONG, Caritas señala que hay un aumento del 73% de desnutrición en Venezuela, con respecto a la cifra anterior», resaltó.

Herrera explicó que en una situación tan alarmante como esta se evidencia la falta de políticas públicas que aporten una solución y agregó que las ONG solo pueden poner «pañitos de agua tibia». «La situación es alarmante, llegó un momento verdaderamente oscuro. ¿Hasta dónde vamos a llegar? Hay tantas organizaciones haciendo lo que pueden y al máximo, pero esto requiere un pensamiento distinto que involucre a todos los sectores de la sociedad».

«El retardo de crecimiento en menores de 5 años implica una disminución del capital humano, ya estamos viendo todo esto, porque estamos conteniendo la tragedia cuando una ONG aporta a través de un comedor o un suplemento. Estas impidiendo el deterioro, pero la recuperación que es donde tendríamos que estar apuntando no existe. La persona llega a su casa y no come más, solo estoy poniendo un pañito caliente para que no te me mueras», lamentó.

Además, subrayó que la desnutrición es solo un elemento porque los venezolanos no tienen agua, ni gas, ni tapabocas, no tienen con qué comprar comida, no hay gasolina, ni transporte y sentenció: los programas de atención se quedan cortos. ¿Qué hago con un bono de 500 mil bolívares?», fustigó.