Migrantes, caminantes, viajeros, emigrantes. De muchas formas se identifica a quienes dejan su vida atrás en Venezuela, quienes con un bolso en mano y muchas esperanzas, emprenden un camino hacia tierras extranjeras, reseñó La Prensa de Lara.

La periodista Fabiola Barreras reseña que el hambre, la falta de servicios públicos, las erradas políticas gubernamentales de Nicolás Maduro que han derivado en la pérdida del poder adquisitivo y el desasosiego al ver crecer a sus hijos y hermanos sin un futuro los impulsa a aventurarse a pesar de los peligros y la pandemia.

Muchos dicen que el coronavirus no es nada comparado con lo que se vive en el país. Prefieren huir de la miseria porque esa sí los va a matar. Cada grupo de caminantes que se encuentra en hilera en la carretera Transandina repite una y otra vez la misma frase, ya en Venezuela no hay nada qué hacer.

“Nos vamos por la situación que estamos pasando en nuestro país. No hay trabajo, la plata no alcanza. Por eso decidimos irnos del país”, dijo Franyer Manuel, quien con evidentes signos de agotamiento junto a otro grupo de coterráneos se sentó un rato en el suelo para descansar.

Haga click aquí para leer la nota completa en La Prensa de Lara