En Venezuela el servicio de aseo urbano es competencia exclusivamente de los 335 municipios que integran el territorio nacional. Cuando se habla de aseo no solo se comenta del camión que va las residencias a recoger la basura, sino también del barrido y baldeo de calles, poda de árboles y otras actividades que se hacen de acuerdo al requerimiento de cada ayuntamiento.

Lapatilla.com se trasladó hasta la oficina de José Simón Elarba Haddad, presidente de Fospuca, luego de que este jueves nuestro portal informativo publicara la noticia  “Comerciantes no pueden pagar impuestos municipales si no pagan a Fospuca https://j.mp/317zpHT”.

Antes de entrar directamente al problema planteado, Elarba expuso una síntesis de lo que es la inversión para la operatividad del servicio de recolección de desechos entre otros. Agregó que para poder cumplir con un “buen servicio”, tomando como ejemplo el municipio Chacao del estado Miranda se adquirieron en el año 2018 una serie de equipos, 18 unidades más la de supervisión, lo que equivale a 2.5 millones de dólares.

“Cada unidad de estas tiene un recorrido diario de aproximadamente entre 400 y 500 kilómetros, porque recuérdate que la basura que se recoge en el municipio tiene que ser llevada al vertedero que nos toca que es en la Bonanza, y ese vertedero queda a 60 kilómetros de Caracas, entonces son 60 kilómetros de ida, y 60 km de vuelta, dos veces al día, ya por ahí tienes casi 240 kilómetros que recorren, más los recorridos que se hacen internos.

Esto significa esto que tienes que hacerle el cambio de aceites y filtros cada 10 días a las unidades, tienes que cambiarle los cauchos cada seis meses, el costo de mantenimiento de cada unidad de esa es bastante elevado, y en las condiciones económicas que hay ahorita en Venezuela son precios que están todos internacionalizados y dolarizados, incluso hay muchos precios que son muchos más caros que en el extranjero.

Por ejemplo, el aceite hidráulico que las unidades usan 220 litros cuestan en Venezuela más de lo que cuesta en el extranjero, al igual que las pastillas de frenos, todo lo que se tiene que hacer, agrégale a eso también el costo del recurso humano”.

Tras la explicación, debido a las quejas de algunos comerciantes le preguntamos sobre quiénes fijan las tarifas del servicio de aseo y bajo que fórmula se aplican estas tasas. A lo que nos respondió que los municipios crearon un baremo para el cálculo de las tarifas, que se hace de acuerdo a la actividad que se realiza en cada ese local, y al tamaño, esto refiriéndose a la zona comercial.

Incluso, Elarba manifestó que cada renglón está tipificado en una figura que se llama CENAE, que es el Código Nacional de Actividad Económica, es cual establece las tasas.

Indicó que antes se cobraba el servicio individualmente cuando se facturaba a través de la empresa Serdeco. En la actualidad a los centros comerciales se les ha cambiado la modalidad de pago a razón de que Fospuca como prestador de servicios no puede diferenciar a qué comercio le pertenece cada tipo de desecho.

“Nosotros recogemos la basura en un punto común de todo el centro comercial, por eso es que el recibo se emite de manera completa al centro comercial, que debe hacer su gestión de cobranza entre sus condomitentes”.

Otro punto planteado por el presidente de Fospuca es que no habría problema si el municipio como poder público pagara el servicio de aseo, pero en vista de que el estado no posee el suficiente dinero para ello, la responsabilidad de la cancelación cae sobre los contribuyentes.

“Yo no tendría absolutamente ningún problema si a mí el municipio por decir un ejemplo, me emite un cheque al final del mes y paga el costo del servicio, como el municipio no tiene recurso para eso, entre otras cosas porque el control fiscal sobre los comerciantes no ha sido lo suficientemente estrictos, y hay una evasión importante sobre ese tema, se delega el cobro del servicio directamente en la prestadora del mismo, es decir, quien recoge la basura, también tiene la obligación de cobrar por  el servicio”.

También expresó que si el aseo no es pagado, el servicio tendría que ser interrumpido, pero al final quien sufre es la municipalidad. Manifestó que se deben establecer parámetros de responsabilidad para que los comerciantes cumplan con sus deberes económicos, por ende, dice que no existe ningún conflicto jurídico porque en las ordenanzas que tienen las alcaldías se establece la obligación de estar al día con todos los tributos.

“En el municipio Baruta la gente no sabe que la misma ordenanza de aseo, establece en su artículo 17 que aquellas empresas que tengan 90 días de atraso en el pago del aseo deben ser precintadas hasta que corrijan la equivocación , el cierre no es porque usted no paga el impuesto”.

 José Simón Elarba Haddad se pronunció sobre el resto de los servicios que presta el estado, considerando que muchos de ellos han sido subsidiados y hasta gratuitos, por lo que hizo un llamado de conciencia a los venezolanos a reconocer el verdadero valor dichos servicios. Enfatizó que el aseo urbano no es subsidiado.

“Nadie puede creer en su sano juicio que la electricidad que nosotros pagamos en nuestros hogares cueste mensualmente el equivalente a 0.5 centavos de dólar, o que el agua cueste la ridiculez que está costando…. Nadie en su sano juicio pensar que llevar la electricidad y la telefonía cuesta lo que nos están cobrando, es necesario que la gente tenga conciencia de que el servicio de aseo es un servicio costoso”.

Continuando con la entrevista, otro tema planteado fue el de aquellos casos en donde los comerciantes que están en centros comerciales quieran pagar el servicio de aseo e individualizarse, debido a que otro grupo de locatarios está en mora con el servicio. A esto Elarba contestó que cada caso, ha sido recibido en Fospuca y hay planes para llegar a acuerdos. Sin embargo, señaló que hay otros centros comerciarles donde los propietarios habrían cobrado el servicio de basura a los locatario, y no cumplieron con la entrega a Fospuca.

Con respecto a la pandemia, señaló que también se están dando ventajas, y están abiertos para llegar a acuerdos.

“Nosotros no tenemos ninguna intención de ahorcar ni de perseguir a ningún comerciante que esté pasando dificultad de ese tipo, tenemos distintos planes en lo que podemos dar asistencia para que no sientan el peso del pago de los servicios, diferimientos de pago, todas las facilidades que se requieren, nosotros no tenemos ningún inconveniente en hacerlos.

Todo el que necesite restructurar, refinanciar llegar a un acuerdo en nosotros va a tener un amigo y un aliado para hacerlo, pero lo que no puede pretender es de que el servicio sea gratuito.”

 Agregó además que de haber algún error en el cobro de la tarifa, se puede corregir la fórmula.

Escuche y aprecie más de esta entrevista en el siguiente video: