La cifra semanal de solicitudes del subsidio por desempleo en Estados Unidos subió a 898.000, comparado con las 845.000 peticiones de la semana anterior, con lo que alcanzó el nivel más alto en casi dos meses, en otro indicio de que el mercado laboral se ha estancado en la pandemia de la COVID-19, según los datos que divulgó hoy el Departamento de Trabajo.

El promedio de solicitudes en cuatro semanas, una medida que compensa las variaciones semanales, subió a 866.250, comparado con 858.250 de la semana anterior.

Según el informe del Gobierno, en la semana que concluyó el 3 de octubre había 10,1 millones de personas que percibían el subsidio convencional por desempleo, comparado con 11,18 millones en la semana anterior.

Estos trámites, que durante varios meses y hasta febrero estuvieron en el nivel de 250.000 solicitudes semanales, aumentaron abruptamente con el impacto de la COVID-19 sobre la economía y alcanzaron en la última semana de marzo la cifra sin precedentes de 6,8 millones.

Más de 373.000 personas solicitaron la semana pasada el subsidio de Asistencia por Desempleo en la Pandemia, un programa que beneficia a los trabajadores que no calificaron en las solicitudes iniciales.

Ir a la fuente original para seguir leyendo