Diario La Razón / Caracas 14 octubre, 2020

Felipe Capozzolo, presidente de Consecomercio aseguró que si el esquema 7+7 continúa será muy difícil la recuperación del aparato productivo.

El mundo entero se está reinventando para proteger a sus economías, con lo cual están salvando a su gente, a sus pobladores. Las cifras, el análisis de posibles escenarios. Son fotografías de momentos que nos permiten visualizar y tomar decisiones acertadas con un propósito, que aunque parezca difícil, tenemos que asumirlo. 

Así lo expresó el presidente del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios, Consecomercio, Felipe Capozzolo, quien aseveró que es importante superar el esquema de siete días, y es necesaria una flexibilización continua con el objetivo de recuperar el sector comercial y la economía.

Dijo que una inflación proyectada a diciembre de 2020 de un 2.800 por ciento, una disminución del consumo en un 65 por ciento y una reducción, para el mismo período, de un 80 por ciento significan destrucción del aparato productivo, quiebre de empresas, pérdida de empleo  y por lo tanto, hambre y miseria para la población venezolana.

“Los órganos decisores de políticas públicas no deberían empecinarse en remar en contra corriente. Sugerimos analizar las cifras, darles su correcto uso, liderar un proceso de reactivación de la economía y pensar en la gente. El sector privado de la economía, en muchas, muchas ocasiones se ha colocado a la disposición para tomar medidas que favorezcan a la gente, especialmente, a los sectores más necesitados”, señaló.

Desde hace ocho meses diversos sectores de la economía se encuentran paralizados debido a las medidas establecidas por el Ejecutivo Nacional a fin de evitar la propagación de la COVID-19. Venezuela antes de la pandemia presentaba  una crisis económica que se ha profundizado  a causa  de la cuarentena prolongada, la falta de apoyo en políticas públicas y la escasez de la gasolina.

El empresario resaltó que durante la pandemia, la empresa privada se ha encargado de capacitar a sus colaboradores en cuanto a las medidas de bioseguridad porque es fundamental adaptarse  a esta nueva realidad. Además indicó que está preparada para la continuidad operativa teniendo como premisa la salud y protección de la gente.

“La productividad no puede avanzar sin la bioseguridad y sin la conciencia ciudadana. La COVID-19 es una máquina de hacer radiografías, y nos hizo una radiografía en la que aparecieron males como: un proceso de crisis que tiene alrededor de siete años, la destrucción de la actividad económica nacional. Y lo más duro es que se están viendo las brechas del que tiene y el que no”.

El líder gremial destacó que si el país continúa en la misma tónica será muy difícil su recuperación. “Si nos permitieran trabajar y dedicarnos a lo que sabemos hacer en los últimos meses del año, estoy seguro que podemos revertir las fuertes cifras. Por ello es importante la continuidad operativa del aparato productivo”. 

“Las cifras están allí, son para tomar conciencia de la situación que estamos viviendo, tomar correctivos, entender que tenemos que cambiar para construir una alternativa distinta”.

Hablan las Cifras

Caída del PIB para final 2020 32%
Caída del Consumo para final 2020 Mayor al 65%
Inflación acumulada de marzo 2013 a septiembre de 2020 29.000 MM%
La reducción de la economía en el mismo periodo 80%
Inflación proyectada para el final 2020 2.800%
La producción de petróleo 370.000 b/d
La dolarización transaccional Asciende a un promedio de 80% con un circulante de 2.300 MM $.

Arranca Conmemoración del 50 Aniversario…

Consecomercio en 2020 arriba a sus 50 años. Para conmemorar su aniversario, durante los días 26 y 27 de noviembre realizará la Asamblea Administrativa y Deliberativa,  así como la cuadragésima primera edición del Día Nacional del Comercio y los Servicios. La actividad se titulará “Transitando la incertidumbre, construyendo futuro”.

Capozzolo recalcó que durante cincuenta años el organismo gremial  ha tenido como misión, defender los valores y principios de la iniciativa privada. “La grandeza de un país se construye a partir de su esfuerzo y trabajo. Desde Consecomercio seguimos apostando por Venezuela.  A pesar  de la incertidumbre, la empresa privada continuará construyendo futuro”.

Seguir leyendo en el Diario La Razón