Flota mercante y Armada Venezolana están quedando en nada. China y Rusia se apoderaron de los buques, fragatas, patrulleros y submarinos