El exministro chavista, Rafael Ramírez, comparó al régimen de Nicolás Maduro con la dictadura militar sufrida por Argentina en los años 70 y 80, y respaldó la posición asumida por el presidente Alberto Fernández al condenar en la ONU las violaciones a los derechos humanos en Venezuela.

La posición del presidente Alberto Fernández es correcta. La Argentina no puede, por ningún cálculo político, convalidar ningún tipo de violación a los derechos humanos. Digo la Argentina porque me acuerdo del Nunca Más. Encuentro similitudes, no sólo porque los torturadores eran unos sádicos, sino que había un aparato estatal montado para que eso sea posible. Es lo que está sucediendo allá”, dijo Ramírez en entrevista con el diario argentino Crónica.

Añadió que “no puede haber torturados buenos y torturados malos. La tortura es despreciable, igual que las ejecuciones extrajudiciales. La dictadura argentina tuvo una magnitud masiva, 30.000 desaparecidos, pero acá estamos hablando de 15.000 jóvenes venezolanos ejecutados de manera extrajudicial“.

El expresidente de PDVSA resaltó la importancia de los recientes informes de la ONU, tanto de la Alta 2Comisionada Michelle Bachelet, como de la Misión de Determinación de Hechos.

Son 443 páginas de un relato sobre el terror y puede abrir la intervención de la corte Penal Internacional de Justicia. Prueba lo que también he denunciado: el gobierno de Nicolás Maduro ha convertido la violación de los derechos humanos en una política de Estado“, indicó.

En este sentido, cuestionó que dirigentes kirchneristas y de izquierda aún apoyen la dictadura de Maduro.

Hay mucha gente en la Argentina, en la izquierda, que cree que defender a Maduro es defender a Chávez, y no es así. A ellos yo les digo que si revisan los hechos objetivos el gobierno de Maduro es un mal gobierno de derecha. Todo lo que ha hecho es desmontar el sistema de garantías sociales y económicas del presidente Chávez”, explicó.

Ramírez denunció que el régimen de Maduro persigue incluso a dirigentes chavistas que han disentido con sus políticas, como es el caso del exministro Miguel Rodríguez Torres, quien está preso actualmente. “Maduro ha sido muy cruel en el trato a los chavistas”, dijo.