Austrian police officers guard the Organization of the Petroleum Exporting Countries (OPEC) headquarters in Vienna, Austria September 22, 2017. REUTERS/Leonhard Foeger

La OPEP anunció hoy que mantiene este año su estimación de la demanda petrolera global, con 90,3 millones de barriles diarios (mbd), aunque revisa a la baja la de su propio crudo, hasta 22,4 mbd, unos 300.000 barriles menos que lo estimado hace un mes.

Tras dos trimestres en los que estuvieron produciendo muy por encima de las exigencias del mercado -lastrado por la crisis del coronavirus- los 13 socios de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) lograron en el tercer trimestre adaptar su producción a las necesidades del mercado.

Según fuentes independientes, citadas por la propia OPEP en su informe mensual del petróleo, difundido hoy en Viena, el grupo petrolero produjo entre julio y septiembre 23,8 mbd, unos 600.000 barriles menos de lo demandado.

En la primera mitad del año, la OPEP había producido entre 7,5 y 8,9 mbd por encima de la demanda global, presionando a los precios a la baja, que en septiembre se encontraban en una media de 41,54 dólares por barril.

Para 2021 los analistas de la OPEP prevén una recuperación de la demanda global, hasta 96,84 mbd, unos 6,5 millones de barriles más que en 2020, año en el que la demanda cayó por la pandemia en 9,5 mbd.

En cuanto a las perspectivas económicas a nivel global, los expertos de la OPEP mantienen en el informe mensual de octubre su estimación de una contracción media del 4,1 %.

Mientras, para 2021 los expertos del grupo ha revisado sus cálculos de recuperación en 0,1 puntos porcentuales, para dejarlo en un crecimiento estimado del 4,6 %.

Principal impulsor de la recuperación global es China, que ha logrado controlar la pandemia y donde la economía no se contrae este año sino que crece un 2,0 %, mientras que para 2021 prevé una subida del 6,9 %, destaca la OPEP.

Sin embargo, los analistas del grupo petrolero son cautelosos y advierten de que incluso en caso de surgir una vacuna contra la enfermedad, “el impacto de covid-19 se sentirá a escala mayor de lo estimado previamente en 2021, ya que la economía global se sigue adaptando a la “nueva normalidad”.

EFE