La propuesta de cambiar el nombre de los 28 kilómetros de unas de las principales arterias viales de Caracas, que une a Petare con Caricuao, proviene del profesor, Reinaldo Bolívar, aunque en 2019, la alcaldesa del municipio Libertador, Érika Farías, hizo la misma propuesta y con el mismo nombre.

En ese momento Farías había girado instrucciones para que el Consejo del municipio Libertador hiciera el proceso pertinente a fin de hacer el cambio.

En la tarde del 12 de octubre Maduro aseguró también que «algún día» el Rey de España tendrá que «pedir perdón por todo el genocidio contra América».

El mandatario aseveró que con el cambio del nombre de la autopista caraqueña está «descolonizando»  espacios y respetando el derecho de los indígenas.

“Yo quiero que algo cambie en esa autopista hasta hoy Francisco Fajardo, yo quiero ver la figura de Guaicaipuro, de Tiuna, Terepaima, Chacao, Caricuao, en obras de arte, en pinturas en figuras; a lo largo y ancho, de Petare a Caricuao”, agregó.

Maduro aseguró que con esta decisión removerá de todo el país nombres que se relacionen con colonizadores.

“Es una ignominia, es una ofensa para nuestros pueblos. Es como si en algún país de Europa le pusieran a una autopista el nombre de Hitler. Así mismo es, no estoy exagerando”, dijo.

En redes sociales, historiadores y defensores se pronunciaron rechazando este cambio, el que no solo intenta borrar la historia, sino que para algunos es una manera demoler el adn nacional.

Asimismo caraqueños rechazan dicho cambio.

«No tiene sentido, su fueran a quitar los huecos, a alumbrar a mejorar, le pueden quitar el nombre de repente así se lo pueden quitar, de resto no tiene sentido»

Indica Carlos, caraqueño entrevistado por Caraota Digital.

Seguir leyendo en el medio que originalmente publicó esta noticia