El Índice Bursátil Caracas (IBC) siguió rezagado frente a la inflación y la devaluación del bolívar en el mercado paralelo, durante el mes de septiembre, en lo que expertos califican de un año difícil para el segmento de renta fija.

En el noveno mes del año, el incremento del IBC, el marcador más representativo de desempeño en la Bolsa de Valores de Caracas (BVC), fue 37% inferior frente al aumento del valor del dólar en el mercado paralelo. En concreto, este indicador bursátil registró un crecimiento mensual de 3,11%, mientras que la cotización promedio de la divisa estadounidense escaló 31,76% al cierre de septiembre.

De acuerdo con el reporte mensual de MásValor Casa de Bolsa, «el indicador central de la Bolsa de Valores de Caracas presenta una variación acumulada de 497,2% durante 2020, mientras que la apreciación del dólar paralelo en el mismo período ha sido de 689,27%. Asimismo, frente al incremento generalizado de precios, el IBC se encuentra también rezagado en un 188,33%, pues en lo que va de año la inflación acumulada se ubica en 1.433,58%, según datos del Observatorio de Finanzas de la Asamblea Nacional de Venezuela».

Aunque el mercado bursátil se mide frente a los indicadores regulares y de mercado de tipo de cambio e inflación, si se hace el ejercicio de contrastar el rendimiento del IBC con los números del Banco Central de Venezuela (BCV), el desempeño de la Bolsa de Caracas luce mejor frente al movimiento de los precios en la economía, pues el INPC acumulado a septiembre, según la data oficial, es 844,05%.

Pero, en comparación con la devaluación oficialmente reconocida por el Banco Central de Venezuela, el IBC queda más comprometido, ya que el precio del dólar en este segmento subió 870,18%.

«Al cierre de septiembre, las acciones que adquirieron mayor valor en el corro capitalino fueron Cerámicas Carabobo con un aumento de 2.502,7%, Fondo de Valores Inmobiliarios Clase A apreciándose 1.602,7% y Cantv con un aumento de 1.420,5%», reportó MásValor Casa de Bolsa.

En septiembre, la BVC registró 4.435 operaciones que implicaron el cambio de manos de 12.025 millones de acciones. Se negociaron 369.758 millones de bolívares, equivalentes a 906.000 dólares a tasa de cambio paralelo.

En términos anualizados, el mercado bursátil reportó 36.613 transacciones que implican la compraventa de 2 billones de bolívares en acciones, equivalentes a 11,2 millones de dólares.

En comparación con septiembre de 2019, «el IBC ha crecido 1.002,94%, mientras que la inflación se ha mantenido en niveles considerablemente altos rondando los 3.246,10% y la devaluación de la moneda ronda los 2.060,76%», señala MásValor Casa de Bolsa.

– Las acciones ganadoras –

Cerámicas Carabobo (CCR) y el Fondo de Valores Inmobiliarios Clase A (FVI-A) fueron las únicas dos acciones que superaron a la inflación acumulada, medida por la Asamblea Nacional, con variaciones de 2.502,7% y 1.702,5%, respectivamente.

Siete acciones subieron por encima de la variación del dólar paralelo al cierre del tercer trimestre. Ellas son: Cantv (TDV.B), con 1.420,5%; Invaca (+1.351%); Banco del Caribe (+950%); Banco de Venezuela (+917,8%); Banco Occidental de Descuento (+868%); Productos EFE (+852,4%) y Domínguez & Cía (+755,3%).

Seis acciones superaron al Índice Bursátil Caracas (IBC): Manpa (+668,7%); Fábrica Nacional de Cementos (+635,3%); Fondo de Valores Inmobiliarios Clase B (+627%); Inversiones Crecepymes (+600%); Protinal (+587,5%) y Grupo Zuliano (+551,3%).

Sin embargo, hay una advertencia que hacer: muchas de las acciones que se mueven en la Bolsa de Valores de Caracas tienen escasa presencia bursátil, lo que significa que son ilíquidas, lo que implica que para salir de ellas hay que venderlas con descuentos que, obviamente, implica sacrificar rendimiento. Los inversionistas deben estar atentos a este tema.

Tres acciones quedaron a la zaga en incrementos de valor en los primeros 9 meses de 2020: Telares Palo Grande (+309,1%); Ron Santa Teresa Clase B (+289,9%) y Ron Santa Teresa A (+245,7%).

– Riesgo implícito –

El reporte mensual de MásValor Casa de Bolsa indica que la inversión bursátil «conlleva implícitamente un nivel de riesgo mayor» que la adquisición de divisas, debido al entorno económico de crisis que vive el país.

No obstante, la operadora señala en relación con el dólar que «en gran medida, debido a la restricción del crédito por parte del sistema financiero el bolívar se encuentra apreciado en términos reales, por lo que necesitamos cada vez más dólares para cubrir los gastos de nuestro día a día; es decir, debido a que el nivel de precios aumenta más rápido que la depreciación de la moneda, las divisas van perdiendo su capacidad de compra en bolívares, lo que se traduce en una importante fuente de riesgo inherente».