El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, lamentó este martes 13  de octubre que países como Cuba, China y Rusia hayan logrado ingresar en el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, al considerar que tienen un historial «abominable» en esta materia.

Archivo – Nicholas Kamm / AFP

El titular de Exteriores recordó que el presidente estadounidense, Donald Trump, ordenó en 2018 la retirada de su país de dicho consejo debido a «su patrón largamente establecido de parcialidad contra Israel y sus reglas para acceder que permiten la elección de los peores abusadores de los derechos humanos para los asientos» en este órgano.

«Previo a esta decisión y tras nuestra marcha, Estados Unidos instó a los miembros de la ONU a que adoptaran una acción inmediata para reformar el Consejo antes de que fuera irreparable. Desafortunadamente, estos llamamientos fueron desoídos y hoy la Asamblea General de la ONU eligió de nuevo a países con un historial de derechos humanos abominable, incluyendo China, Rusia y Cuba. Venezuela fue elegida en 2019″, subrayó Pompeo.

A su juicio, la decisión «valida aun más la decisión de Estados Unidos de retirarse y de emplear otros lugares y ocasiones para proteger y promover los derechos humanos universales».

Pompeo aseguró que el compromiso de su país con los derechos humanos consiste en «mucho más que palabras»: «Mediante la acción del Departamento de Estado hemos castigado a los abusadores de derechos humanos en Xinjian, Birmania, Irán y en otras partes».

La Asamblea General de la ONU eligió este martes a los nuevos 15 miembros del Consejo de Derechos Humanos, en una votación a la que la mayoría de los candidatos, con excepción de los que concurrían por el grupo de Asia y el Pacífico -China, Arabia Saudí, Nepal, Pakistán y Uzbekistán-, tenían prácticamente su plaza asegurada al no contar con competidores.

EFE