En redes sociales causó rechazo el anuncio de Nicolás Maduro de que cambiaría el nombre de la autopista Francisco Fajardo, la principal de Caracas, y le pondría Gran Cacique Guaicaipuro.

Arcihvo-FSGamer

«Los indígenas exigen respeto a sus territorios, salud, servicios públicos y comida, pero Maduro ha decidido hoy darles algo mucho mejor: cambiarle el nombre a la autopista Francisco Fajardo por «Gran Cacique Guaicaipuro, jefe de jefes»… 528 años después, siguen dando espejitos», comentó el periodista Pedro Pablo Peñaloza.

Otros consideraron que Maduro debería ocuparse de resolver los problemas que aquejan al país (falta de luz, agua, gasolina) en lugar de este tipo de acciones simbólicas y que terminan causando más rechazo que aceptación.

A Maduro también le recordaron el «etnocidio» que practican contra los pueblos indígenas en la búsqueda desenfrenada del oro.

Y le soplaron un elemento histórico que, probablemente, no consideró al hacer el cambio: Y es que Maduro llamó «genocida colonizador» a Francisco Fajardo, pero parece que olvidó que él era mestizo, hijo de español y una india guaiquerí.

Por otra parte, hubo quienes hicieron caso omiso al anuncio del cambio y recordaron que, en la práctica, la gente sigue llamando igual a los estados, monumentos naturales, calles e instalaciones a los que Maduro ordenó cambiar el nombre antes.