Con un inspirado Lebron James, vencieron este domingo por 106-93 a los Heat de Miami. Fue reconocido  con el premio al Jugador Más Valioso (MVP) de las Finales por cuarta vez en su carrera.

Los Angeles Lakers avasallaron la noche de este  domingo 11 de octubre a los Miami Heat por 106 a 93 y se coronaron campeones de la NBA por primera vez desde 2010, con una actuación imperial de LeBron James, que logró un triple doble con 28 puntos.

Con el triunfo del domingo, los Lakers cerraron las Finales por marcador global de 4-2 y alcanzaron su 17º anillo, igualando a los Boston Celtics como la franquicia más ganadora de la historia.

LeBron James sumó 28 puntos, 14 rebotes y 10 asistencias y, a sus 35 años, consiguió el cuarto anillo de su carrera, cumpliendo su promesa de devolver a los Lakers a la cima de la NBA y rendir tributo al fallecido Kobe Bryant.

Tras levantar su primer título de la NBA con Los Angeles Lakers, LeBron James fue reconocido este  domingo con el premio al Jugador Más Valioso (MVP) de las Finales por cuarta vez en su carrera.

«Solo queremos nuestro respeto. Rob (Pelinka, mánager) quiere su respeto, el entrenador (Frank) Vogel quiere su respeto, la organización quiere su respeto … y yo también quiero mi   respeto», dijo desafiante James con el premio en la mano.

James, quien promedió 29,8 puntos, 11,8 rebotes y 8,5 asistencias de media en los seis partidos de estas Finales, también recibió este galardón en las otras tres Finales que ganó con los Miami Heat (2012 y 2013) y Cleveland Cavaliers (2016).