Vatican News

Caracas / Foto Portada: Vatican News.- Tras la beatificación del adolescente Carlo Acutis, mejor conocido como el «patrón de la web», este lunes el Vaticano dio a conocer algunas de sus frases más célebres, entre las que destacan: “todos nacemos como originales, muchos mueren como fotocopias”.

Lea también: El Vaticano beatificó a Carlo Acutis, el «patrón de la web»

El portal Vatican News resaltó que es admirable que un joven que no nació de católicos practicantes haya desarrollado una fe tan profunda por Dios y reseñó varias frases del ahora beato.

“Si Dios posee nuestro corazón, poseeremos el infinito”; “Sin él, no puedo hacer nada” y “Encuentra a Dios y encontrarás el sentido de tu vida”, son algunas de las frases más destacadas de Acutis.

Las frases del beato que le dan la vuelta al mundo

“Estar siempre unidos a Jesús, este es mi proyecto de vida”.

“La Eucaristía es mi autopista para el cielo”.

“Después de la Eucaristía, el Santo Rosario es el arma más potente para combatir el demonio”.

«El Rosario es la escalera más corta para subir al Cielo».

“La tristeza es dirigir la mirada hacia uno mismo, la felicidad es dirigir la mirada hacia Dios. La conversión no es otra cosa que desviar la mirada desde abajo hacia lo alto”.

“¿De qué le sirve al hombre ganar una batalla, si no es capaz de vencer sus pasiones?”.

“La vida es un regalo porque mientras estemos en este planeta, podemos incrementar nuestro nivel de caridad. Cuanto más alto sea, más disfrutaremos de la Eterna Bienaventuranza de Dios”.

«Lo que verdaderamente nos hará hermosos a los ojos de Dios será sólo la forma en que lo hemos amado y cómo hemos amado a nuestros hermanos».

«Sólo los que hagan la voluntad de Dios serán verdaderamente libres».

«Nuestro Objetivo debe ser el Infinito, no el finito».

En contexto:

Carlo Acutis nació en 1991 en Londres y falleció en Italia en 2006, tras perder la batalla contra la leucemia. El papa Francisco lo declaró venerable en 2018 y dijo que su historia es un ejemplo para todos los jóvenes, ya que desde muy temprana edad se interesó por la fe católica y creó una página web a sus 11 años para mostrar los milagros eucarísticos.

Carlo quería que la humanidad entendiera que «la Eucaristía es lo más increíble que hay en el mundo».

Pese a que sus padres no son católicos practicantes, el Vatican News indicó que la gran devoción por la fe católica la aprendió de su niñera, una polaca que es una gran creyente de Juan Pablo II. La mujer fue quien inculcó el interes por la fe en el pequeño Carlo.

Carlo es el primer beato millennials y el 21 de febrero de 2020, el papa Francisco aprobó un milagro atribuido a su nombre: la curación de un niño en Brasil.

«El 12 de octubre de 2010, en la capilla de Nuestra Señora Aparecida, en nuestra parroquia de Campo Grande (Mato Grosso del Sur), en el momento de la bendición con la reliquia, se acercó un niño acompañado por su abuelo. El niño estaba enfermo de páncreas anular, una enfermedad congénita que se estaba tratando. Esta enfermedad causaba que el niño vomitara todo el tiempo, lo que lo debilitaba y lo abatía mucho, porque todo lo que comía lo devolvía, incluido el líquido. Ya llevaba una toalla, porque su situación era grave. Cada vez más débil, debilitado, encontraría una muerte segura. Durante la bendición, el niño le preguntó a su abuelo qué debía pedir y este le dijo que rezara, pidiendo «para dejar de vomitar», y así sucedió. Cuando llegó el turno del enfermo, tocó la reliquia de Carlo y dijo con voz firme: «dejar de vomitar» y, a partir de entonces, ya no vomitó más». En febrero de 2011, la familia solicitó que se realizaran nuevas pruebas al niño y se descubrió que estaba completamente curado».