El responsable de la OMS del coronavirus en Europa, David Nabarro, ha pedido evitar los confinamientos para controlar la propagación de la Covid-19. “Nosotros, en la Organización Mundial de la Salud, no abogamos por los encierros como el principal medio de control de este virus”

La entidad se une así a las declaraciones de un grupo de expertos ponía en marcha la Gran Declaración de Barrington, pidiendo el fin de los confinamientos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió este lunes de que «no es una opción» dejar al nuevo coronavirus circular libremente para que la población adquiera la inmunidad colectiva. «Es contrario a la ética», ha dicho el secretario general.

Mientras, su propagación avanza en el mundo y se preparan nuevas restricciones en Países Bajos, Reino Unido, Portugal, Bélgica, República Checa y Francia mientras que en España, que celebra hoy una especial Fiesta Nacional, Cataluña y Andalucía preparan nuevas restricciones, sumándose así a las limitaciones anunciadas ayer en Navarra.

El mundo registró este domingo más de 378.000 nuevos casos de coronavirus en la última jornada, por lo que el récord de contagios diarios vuelve a superarse por tercer día consecutivo. La cifra de muertes también fue elevada, pues hubieron más de 8.500, según anunció la OMS.

En Europa la curva sufre un fuerte ascenso, acercándose ya a los 120.000 casos diarios, mientras que en América se superan los 150.000 casos y sin vista de que la gráfica descienda.

Por su parte, el responsable de la Organización Mundial de la Salud (OMS) del coronavirus en Europa ha instado ahora a los gobiernos a no utilizar el confinamiento como método principal para controlar la propagación del coronavirus justo una semana después de que un grupo de expertos, mediante la Gran Declaración de Barrington, pidiera su fin.

“Si usamos apropiadamente las herramientas que tenemos a nuestra disposición, podremos ponerle fin pronto”, dijo el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una conferencia virtual en la que añadió que se espera que se apruebe una vacuna para el coronavirus a fines de este año o comienzos del próximo.

“Si no usamos adecuadamente las herramientas que tenemos a la mano, entonces el virus podría permanecer con nosotros, quedarse por un periodo muy largo”, sostuvo.