Este lunes 12 de octubre, una valla electrónica ubicada en la ciudad de Miami mostró el rostro de Donald Trump, presidente de Estados Unidos, con la silueta de los ojos del fallecido gobernante venezolano Hugo Chávez.

De acuerdo con lo reseñado por El Nuevo Herald, los conductores que transitan por la autopista 112 observan la pancarta que muestra a Trump con un antifaz rojo y los ojos de Chávez.

No nos engañan otra vez”, es uno de los mensajes que acompañan la valla y la etiqueta #TufoATirano destaca de igual manera.

Posteriormente, aparece la figura del candidato demócrata Joe Biden, sonriente, con los colores de la bandera venezolana. Así mismo, la imagen va acompañada de un lema alusivo.

“Los venezolanos con Biden somos más (…). No te dejes apabullar”, indica.

Muchos usuarios, a través de redes sociales, criticaron a los miembros del llamado grupo «Venezolanos con Biden». Algunos asomaron que, incluso, estos serían los mismo que votaron, mientras vivieron en Venezuela, por Chávez.

«La ignorancia es libre», dijo Nehomar Hernández.

«Es patético que este sea el nivel argumentativo de la campaña venezolana pro Biden», comentó Orlando Avendaño.

«Imagina emigrar, pasar la roncha que eso conlleva, escapando de un país cubierto completamente de los ojos de Chávez, para que venga otro grupo de venezolanos, por el motivo que sea, a empapelar a donde te fuiste con los ojos de Chávez de mierda. Dios mío, pero qué gente es esta», manifestó Melanio Escobar.

«Los venezolanos con Biden compartieron ayer emocionados esta pancarta en la que dicen que no serán engañados de nuevo. La pancarta fue financiada por Win Justice, una organización fundada y financiada por George Soros y un grupo de extrema izquierda. El chiste se cuenta solo», alertó Emmanuel Rincón.

«Y con los ojos del zambo de Sabaneta, que vergüenza ajena, es una gran falta de respeto para el pais que los acogió. Mejor que no voten», criticó Domeka Valverde.

«La misma gente que votó por el muerto, ahí lo dice: ‘no nos engañan otra vez’. Son los mismiticos resentidos del 98, pero con derecho a cag*rla (votar) en otro país», señaló Ruth Fórnica.