FOTO DE ARCHIVO. El petróleo sale de un pozo original de 1859 de Edwin Drake que lanzó la industria petrolera moderna en el Drake Well Museum and Park en Titusville, Pensilvania, EEUU. 5 de octubre de 2017. REUTERS/Brendan McDermid

El petróleo amplió su caída el lunes al finalizar la sesión, privado del soporte que el huracán Delta en el Golfo de México y un paro en Noruega dieron a los precios la semana pasada, mientras se acelera la reanudación de la producción en Libia.

El barril de Brent del Mar del Norte para entrega en diciembre cerró la sesión con una caída del 2,64% hasta los 41,72 dólares.

En Nueva York, el barril de WTI para noviembre terminó con una caída del 2,88%, en 39,43 dólares.

“Aquellos que no vieron venir esta caída no debían seguir el mercado”, dijo Bjornar Tonhaugen, analista jefe de Rystad.

“Parte de la producción estadounidense, que se cerró debido a los cortes asociados al paso del huracán, está de regreso, y una huelga en Noruega, que mantuvo fuera del mercado cientos de miles de barriles, ha terminado”, amplió.

A eso se suma un repunte de la producción libia y se obtiene un cóctel perfecto “para que los precios bajen, en un mercado donde la demanda se ha estancado “, resumió el experto. La semana pasada, los dos precios de referencia subieron alrededor del 10%.

AFP