Un grupo cibernético se atribuyó este sábado 10 de octubre el hackeo de la base de datos del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) y de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), organismos de seguridad controlados por el régimen de Nicolás Maduro.  

AVN – EFE

Los presuntos autores del ataque, están identificados en la red social Twitter con la cuenta-usuario “Los Libertadores de la Patria”, bajo las siglas @LDLP2020. En su perfil poseen una foto del tricolor nacional con ocho estrellas y un logo de la organización. 

En una especie de comunicado, aseguran ser “verdaderos chavistas” y “militares activos”, además tener lealtad a los “ideales del comandante Chávez”.  

Sin embargo, aclaran que el objetivo del grupo es: “Hacer pagar a toda entidad del gobierno (Régimen) que abuse de nuestro pueblo y sacar a Maduro y a su banda de corruptos del poder”. 

SEBIN Y DGCIM, DENUNCIADOS POR TORTURAS 

Ambas organizaciones son acusadas de violar derechos humanos en Venezuela y ser los brazos ejecutores del régimen, cuya cúpula está señalada de ser responsable de presuntos crímenes de lesa humanidad cometidos en el país.  

De acuerdo a una misión de la Organización de Naciones Unidas (ONU), el Sebin y la Dgcim son muy disciplinados al momento de ejecutar las torturas, es decir, los oficiales de alto rango tienen un control efectivo sobre los perpetradores y conocimiento de sus acciones. 

Según lo expresó la misión de la ONU, las técnicas más utilizadas por los funcionarios para torturar son posiciones de estrés, asfixia, golpes, descargas eléctricas, cortes y mutilaciones, amenazas de muerte, tortura psicológica, tratos crueles, inhumanos y degradantes, incluidos actos de violencia sexual.