11 de octubre 2020 | 5:00 am

La pandemia por COVID-19 pudo paralizar diversas empresas y actividades, pero la búsqueda de empleos así como el reclutamiento continuó, aunque de una manera totalmente diferente.

Ahora, el compromiso, la seriedad, la disponibilidad y tomar la oportunidad que se presente es esencial para lograr los objetivos de las personas que buscan un puesto directivo o de gerencia.

Mayra Ortega Schultz, CEO de la firma de head hunter Lucas5, dijo que muchas personas que buscan trabajo no tienen claro que en el entorno actual hay pocas oportunidades de trabajo y las existentes son muy competidas.

Quienes consigan el trabajo serán aquellas personas que sean más eficientes en su búsqueda. Buscar empleo es uno trabajo de tiempo completo

comenta Ortega Schultz, egresada de la Universidad Anáhuac.

La CEO realizó un decálogo con los puntos más importantes a tomar en cuenta para las personas que estén detrás de un empleo.

1.- Presencia en los diferentes portales especializados. Más del 80% de los reclutamientos que realizan las empresas son a través de las plataformas electrónicas especializadas, como las firmas de head hunters.

2.- Currículum impecable y detallado. El currículum debe estar bien redactado y sin faltas de ortografía, así como con fechas de los lugares donde laboró antes, carrera y casa de estudios. Además, se tiene que estipular el sueldo anterior, porque muchos cazadores de talentos ponen filtros y rangos para filtrar a los posibles candidatos.

3.- Primera entrevista, el primer filtro. Ortega Schultz dijo que la primera entrevista se realiza con la cabeza de recursos humanos, lo que provoca que muchos aspirantes minimicen el encuentro al no tratarse de la cabeza de la empresa.

“Cuando tú vayas a una empresa, esa persona que te entrevista es el primer filtro, entonces la tienes que tratar de forma correcta, como si fuera el director general. Si no, tu proceso terminó en ese momento”.

4.- Ir a entrevistas de trabajo como si fuera la primera vez. A pesar de contar con varios meses sin trabajo y de haber ido a más de una docena de entrevistas laborales, la persona no se puede dar el lujo de ir con desánimo a los encuentros. Se tiene que llegar con una actitud positiva, proactiva y propositiva.

5.- Flexibilidad. En caso de ser considerado para un nuevo empleo, la persona tiene que ser flexible en cuando a un cambio de domicilio y horarios. “Difícilmente el trabajo estará en la esquina de tu casa”, comentó la CEO de Lucas5.

“Yo acabo de mover a un CFO, con sueldo de más de 200,000 pesos, de Puebla a Tijuana. El señor nunca dudó la oportunidad ante la situación económica que atraviesa el país”.

6.- Formalidad. Las primeras entrevistas por el momento son por alguna plataforma de videoconferencia, pero esto no resta la formalidad que la persona interesada debe mostrar y debe arreglarse tal y como si fuera presencial.

Además de ver fijamente al entrevistado a través de la cámara de la computadora, se debe procurar contar con buena luz y el ángulo correcto de la imagen para maximizar la buena apariencia.

Las entrevistas también deben de hacerse en espacios adecuados como en una sala u oficina, para evitar lugares que muestren poca profesionalidad como comedores, cocinas o el interior del coche.

7.- Tomar la oportunidad en el momento. Si ya cuentas con un pie adentro de la empresa, no la dejes pasar y acéptalo.

“Me ha pasado en varias crisis, no solo en esta, que el candidato tiene dos o tres meses sin empleo y lo aceptan en una empresa y no la toma. En su cabeza el candidato tiene una idea y esa es la única que existe y al final pude tardar meses y meses en conseguir otra oferta. Estamos en una crisis”, dijo Ortega Schultz.

8.- Vida personal. La persona debe ser una persona congruente con lo que dice y hace. Llevar una vida recta y si no, evitar divulgar lo que se hace fuera de la oficina, así como hacer un correcto uso de sus redes sociales para evitar malos entendidos.

Otro punto es, de conseguir empleo en otro estado del país, se recomienda movilizarte con toda la familia, pues “tener la mente en una ciudad y el corazón en otra ciudad, eso no funciona”, comentó.

9.- No mentir en el currículum. Exponer con veracidad lo que se diga en el currículum, con fechas correctas y los lugares donde se trabajó previamente. Hoy en día es muy fácil revisar en el registro del Seguro Social y la cédula profesional por internet, por lo que la persona que maquilla o falsea la información queda descartada del proceso.

10.- No renunciar hasta firmar. Hasta que no se tenga una oferta por escrito, no está en pie nada.

“La única oferta válida es la que se está por escrito, las otras solo existen en tu mente. Esto provoca que las personas dejan ir una oportunidad por algo que creen podrá pasar”, comentó la CEO.

Benito Zambrano

Editor Jefe de Extra Venezuela