Un nuevo paquete de estímulo económico para superar la crisis provocada por la pandemia de covid-19 propuesto por la Casa Blanca aún podría ser aprobado, pese al estancamiento en las discusiones, dijo el domingo el asesor económico del presidente Donald Trump.

«No creo que esté muerto en absoluto» un posible acuerdo, dijo Larry Kudlow a la cadena CNN.

«Estamos pidiendo por algunas áreas específicas de asistencia que ayudarían a esta recuperación. Es una recuperación en forma de V, pero hay áreas clave que podrían ayudar», dijo Kudlow.

«Estas son cosas simples. Tienen un apoyo bipartidista. Podríamos hacerlo como proyectos de ley independientes, o un proyecto de ley colectivo, o lo que sea. Pero no entiendo la intransigencia de mis amigos los demócratas», comentó.

Los mercados se desplomaron el martes tras la brusca decisión de Trump de poner fin a las conversaciones sobre el paquete de estímulo hasta después de las elecciones, pero dio un giro pronunciado en los días siguientes a favor de un acuerdo.

El viernes, la Casa Blanca reforzó su oferta, proponiendo un paquete de 1,8 billones de dólares, ya que el propio Trump, que está rezagado en las encuestas nacionales hacia las elecciones del 3 de noviembre, dijo que estaba a favor de un paquete aún mayor.

Pero el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, enfrió el mismo día las posibilidades de un acuerdo, al decir que es poco probable que el Congreso dé luz verde un nuevo paquete de estímulo antes de las elecciones debido a las diferencias sobre cuánto gastar.

La presidenta demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, estuvieron negociando durante semanas, lo que había alimentado las expectativas.

Un acuerdo daría continuidad a la Ley Cares de 2,2 billones de dólares y otras medidas que elevaron la ayuda total aprobada por el Congreso a casi 3 billones de dólares.