Juan José Levy  es un empresario argentino que concretó negocios con el gobierno de Hugo Chávez  por 550 millones de dólares. Según una investigación de la ONG Transparencia Venezuela, la plataforma periodística regional Connectas y la Alianza Rebelde Investiga (ARI),  el Levy cobró 235 millones de dólares en sobreprecio con la venta de  medicamentos, decodificadores de TV y suavizantes para ropa.

El Pitazo

En 2011 declaró ante las autoridades fiscales un patrimonio de un millón de pesos argentinos, cerca de 250 mil dólares. Para 2016, después de haber participado en el fideicomiso entre Argentina y Venezuela, volvió a declarar su patrimonio y en esa oportunidad era de 1400 millones de pesos argentinos -93 millones de dólares de la época-, en sus cuentas bancarias.

Un ejemplo de los sobreprecios está en la exportación de champú, donde un litro para Chile salía a 0,67 dólares, mientras que el precio facturado para Venezuela, por el mismo producto, era de 1,87 dólares.

El fideicomiso, producto de los acuerdos entre el chavismo y el kichnerismo,  movió en total unos 2.000 millones de dólares entre 2012 y 2016. Argentina compensaba la deuda petrolera con exportaciones de lácteos, pollos congelados y otros productos que ofrecían los empresarios locales.

El fideicomiso entre ambos países finalizó cuando el kirchnerismo dejó el poder en Argentina. Los vericuetos legales en los tribunales argentinos y la falta de colaboración de las autoridades venezolanas han dejado el caso de Levy al borde de ser archivado.

Se abrieron 15 causas judiciales, cada una destinada a analizar los sobreprecios facturados por las empresas argentinas. Lavado de dinero, soborno transnacional y contrabando son algunas de las figuras que explora la Justicia argentina para darle forma a las pruebas.

Para conocer los detalles de los negocios de este empresario argentino y las causas judiciales abiertas en su país, lee la investigación Sobrecostos, lavado y defraudación sin justicia.

Seguir leyendo…