El expresidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez, que se encontraba detenido por presunta manipulación de testigos desde el 4 de agosto pasado, fue dejado en libertad este sábado luego de que la jueza 30 de control de garantías determinara que al procesado no se le ha surtido la imputación de cargos.

“La decisión que adopta esta funcionaria es la de acceder a la solicitud elevada por parte de la defensa, apoyada por parte de la Fiscalía General de la Nación y la representación del Ministerio Público, y en ese orden, y, en consecuencia, se dispondrá la libertad inmediata del doctor Álvaro Uribe Vélez”, sostuvo la jueza.

No obstante, aclaró que no se cuestiona la decisión de la Corte Suprema de Justicia ni su validez, por lo que en ese sentido llamó la atención al fiscal Gabriel Jaimes Durán.

Sostuvo también que la indagatoria que la Corte Suprema le adelantó en octubre de 2019 al exmandatario no es equivalente a la imputación de cargos.

El caso de Uribe quedó en manos de la justicia ordinaria luego de que el líder del Centro Democrático renunciara a su curul en el Senado, el pasado 16 de agosto.

El expresidente reaccionó en su cuenta de Twitter con el mensaje “gracias a Dios”.

Sin embargo, la investigación continuará con el exmandatario en libertad. Frente a esto, la Fiscalía había anunciado que revisará las pruebas practicadas por la Corte.

Para la juez 30 de garantías, el expresidente no ha sido imputado y, por lo tanto, se levanta la medida de aseguramiento impuesta por la Corte Suprema de Justicia.

Con información de Caracol Noticias

Prensa Frontera Viva

Ir a la fuente