Roberto Marrero, exjefe de Despacho de Juan Guaidó, se reencontró, después de casi dos años, con su familia en Miami, Estados Unidos.

Roberto Marrero

«Después de casi dos años separados por la persecución y la cárcel política, mi esposa Romy, mi hijo Raúl y yo nos abrazamos nuevamente«, expresó el dirigente político en Twitter.

Marrero aprovechó Instagram para compartir unos versos que le escribió a su esposa. En ellos, le expresó su agradecimiento por el apoyo que recibió estos últimos meses y el amor que siente por ella.

«Siempre supe que serías mujer y madre perfecta: cuando el peligro venía actuaste en forma correcta. Sé de sobra que estás hecha de fuerte y noble aleación: mujer bien hecha y derecha, mi amor y mi admiración», dijo.

En la publicación, aseguró que fue víctima de un encierro, por maldad y por venganza.

Marrero viajó a la Ciudad de México en un avión de la aerolínea venezolana Conviasa. El pasado viernes 2 de octubre, al hombre de confianza del presidente interino no le permitieron salir en un vuelo humanitario dispuesto por la Embajada de España.

El político, que fue liberado el mes pasado, viajó junto con un diplomático mexicano como medida de protección tras los contactos mantenidos por las embajadas de España y México.

Roberto Marrero

Roberto Marrero

Roberto Marrero

View this post on Instagram

Quiero presentarles a mi familia, Raúl mi hijo, el centro de mi amor con Romy, mi esposa a la que hoy le dedico estos versos que escribí [a mi hijo le expresaré mi amor en otro texto]. Hoy cada una de estas palabras es para ella y las comparto con ustedes: • Fui víctima de un encierro, por maldad y por venganza. Tras los barrotes de hierro me pusieron por revancha. De forma muy indiscreta unas armas me sembraron, mas tengo un arma secreta: Por eso no me doblaron. Yo la conocí en el arte, amor entre candilejas. Se fue lejos y a otra parte, dejando mi alma maltrecha. Aunque, como ella es prolija, volvió en el tiempo estimado: «Quien buena mujer elija nunca está desamparado». Siempre supe que serías mujer y madre perfecta: cuando el peligro venía actuaste en forma correcta. Se de sobra que estás hecha de fuerte y noble aleación: mujer bien hecha y derecha, mi amor y mi admiración. Deslicen y terminen de leer cada verso escrito para Romy.

A post shared by Roberto Marrero (@robertomarrero1969) on