La presencia de Irán en América Latina, específicamente en Venezuela, genera gran preocupación a nivel mundial. Este año creció considerablemente la alianza entre el régimen de Teherán y el de Nicolás Maduro en el país. Sin mencionar la estructura narcoterrorista del Hezbollah que se ha formado durante años.

Infobae

Este miércoles el Atlantic Council publicó un informe titulado “El nexo Maduro-Hezbollah: cómo las redes respaldadas por Irán apuntalan al régimen venezolano”, en el que dejan en evidencian las anteriores afirmaciones.

«Hezbolá ha ayudado a convertir a Venezuela en un centro de convergencia del crimen organizado transnacional y el terrorismo internacional», asegura el informe.

Esto, a su vez, según señala el texto reseñado por Infobae, ha facilitado la cooperación de Irán con el régimen de Maduro.

“La ubicación estratégica de Venezuela en América del Sur y en la encrucijada del Caribe proporciona a Irán y Hezbollah la capacidad de disminuir su desventaja geográfica frente a Estados Unidos. Para ocultar esta relación, Chávez, y luego el régimen de Maduro, proporcionaron identidades duales a algunos habitantes de Oriente Medio, construyendo una red clandestina que proporciona inteligencia, entrenamiento, fondos, armas, suministros y conocimientos técnicos tanto a los regímenes de Maduro como a Assad” en Siria», agrega.

Con motivo de ese reporte, el importante think tank norteamericano realizó una conferencia virtual, en la que participó Infobae.

Joseph Humire, director ejecutivo del Centro para una Sociedad Libre y Segura, y autor del informe, consideró que lo más importante es entender cómo opera el grupo Hezbollah.

En sus declaraciones, señaló que esta organización terrorista tiene un modelo multifacético y multidimensional. Además de actividades legítimas como un partido político y medios de comunicación, que mezclan con actividades ilícitas, incluyendo el tráfico de drogas y el lavado de dinero.

Kirsten Fontenrose, directora de seguridad regional de la división de Oriente Medio del Atlantic Council, por su parte señaló que el régimen de Irán está usando el mismo modelo en Venezuela que en Siria: “Apuntalar un régimen corrupto en busca de un conjunto de intereses estratégicos, operacionales y tácticos”.

“Irán y el régimen de Maduro son estados criminalizados: usan el terrorismo y el crimen transnacional como una extensión de su política exterior”, completó Humire.

Humire advirtió que el grupo terrorista libanés puede moverse más rápidamente a través de las regiones que los gobiernos porque usa tácticas sacadas de la guerra no convencional.

“Son redes no estatales que no respetan las fronteras y no respetan los límites”, señaló.

Aseguran que esta relación se vio incrementada este año ante la reciente escasez de gasolina a nivel nacional que se ha sumado a la compleja crisis en Venezuela.

En abril, el régimen de Maduro recurrió a Irán para ayudar a reparar las refinerías de petróleo en la península de Paraguaná y para proporcionar el combustible que necesitaba el país. Desde entonces, y hasta la fecha, cerca de seis cargueros llegaron a Venezuela con combustible iraní.

“El recién nombrado ministro de Petróleo, Tareck El Aissami, y el enviado especial del régimen a Irán, el empresario libanés-colombiano Alex Saab, aparentemente llegaron a un acuerdo de oro por gas con Teherán”, recuerda el informe.

Y añade: “En un período de mes y medio, la aerolínea iraní, Mahan Air, realizó diecisiete vuelos y la Compañía Nacional de Petróleo de Irán navegó cinco petroleros desde Irán a Venezuela para proporcionar repuestos desde China, técnicos iraníes y aproximadamente 1,5 millones de barriles de gasolina para el régimen de Maduro hambriento de combustible».

Destaca que 49 meses después, las refinerías de la península de Paraguaná aún no operan, y Venezuela nuevamente enfrenta escasez de combustible. «Pero, según Bloomberg, la República Islámica recibió como pago casi 500 millones de dólares (nueve toneladas) en lingotes de oro”.

«Venezuela necesita decidir su futuro»

La demócrata Deborah Wasserman Schultz, miembro de la Cámara de Representantes por Florida, remarcó durante su intervención la necesidad de combatir activamente la también influencia de Rusia en Venezuela.

Según el medio argentino, alertó que la comunidad internacional debe comprometerse para que haya un cambio en Venezuela.

“Estados Unidos no lo puede hacer solo. Tenemos que asegurarnos de que la OEA, el Grupo de Lima, y otros actores regionales se comprometan a ayudar realmente a aplicar esa presión”, expresó.

Y concluyó: “El pueblo venezolano necesita decidir su propio futuro a través de elecciones libres, transparentes, y con la participación de todos los partidos políticos”.