Un hombre camina frente a los escombros de una casa en Stepanakert, en la regiónd e Nagorno Karabaj, el 8 de octubre de 2020

Caracas / Foto Portada: AFP.- Este jueves seguía desarrollandose el combate armado entre las fuerzas armenias y azerbaiyanas en Nagorno-Karabaj, antes de una primera reunión que se llevará a cabo en Ginebra entre mediadores internacionales.

Lea también: Claves para entender el conflicto entre Armenia y Azerbaiyán

Los bombardeos azerbaiyanos continuaron durante toda la noche en Stepanakert, la capital del territorio separatista, según periodistas de AFP en el lugar, así como en zonas pobladas de Azerbaiyán, según las autoridades locales.

Representantes de Rusia, Estados Unidos y Francia, copresidentes del llamado Grupo de Minsk dentro de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) se reúnen este jueves en Ginebra con el ministro de Relaciones Exteriores de Azerbaiyán, Ceyhun Bayramov.

El Grupo de Minsk actúa como mediador en este conflicto desde 1990. La primera guerra entre separatistas armenios y fuerzas azerbaiyanas en los años 1990, tras la caída de la Unión Soviética, dejó al menos 30 000 muertos.

Escombros de una casa en Stepanakert, en la región de Nagorno Karabaj, el 8 de octubre de 2020 durante los combates entre Armenia y Azerbaiyán. Foto: AFP

Entre tanto, Azerbaiyán reiteró su decisión de reconquistar Nagorno-Karabaj, «aunque sea por la fuerza de las armas» y sostiene que solo una retirada de las fuerzas separatistas y armenias podría poner fin al conflicto.

En este contexto, una portavoz de la diplomacia armenia descartó una reunión de ministros azerbaiyanos y armenios en Ginebra, porque «no se puede negociar con una mano y realizar operaciones militares con la otra», y denunció la agresión de Azerbaiyán contra Nagorno Karabaj.

Nagorno-Karabaj indicó que al menos 140 000 habitantes han sido desplazados por el conflicto armado que se reavivó hace casi 2 semanas.

Por su parte, el presidente ruso, Vladimir Putin, que actúa como árbitro regional, advirtió que si las hostilidades se extienden fuera de Karabaj al territorio armenio, Rusia cumplirá con sus «obligaciones» derivadas de su alianza con Armenia.