Aquella Margarita de la otrora Venezuela, llena de bonanza económica, en la que los turistas abarrotaban las tiendas, playas, hoteles y restaurantes, quedó en el pasado. Ahora, las principales avenidas de la isla se encuentran desoladas.

Captura de pantalla

En redes sociales se viralizaron virios videos en los que se pueden ver las calles vacía, al igual que las tiendas y los restaurantes. Muchos de estos negocios, que en algún momento fueron prósperos, están con las santamarías abajo.

La cuarentena implementada por el régimen de Nicolás Maduro para evitar la propagación del coronavirus se sumó a la profunda crisis económica y a la escasez de gasolina que, desde hace varios meses, ataca la isla.

En las últimas semanas, el estado Nueva Esparta ha sido escenario de fuertes protestas. Los ciudadanos exigen al régimen la mejora de los servicios públicos, mejoras en el sistema eléctrico y suministro del combustible en todas las estaciones de servicio.

«Margarita, ahora, desolada, a causa del maleficio del populismo. Mucho dolor ver nuestra hermosa isla en esas condiciones. Eso tiene que acabarse», expresó el exalcalde metropolitano de Caracas en el exilo, Antonio Ledezma.