Álvaro Antonio Montiel de 52 años de edad, estuvo por aproximadamente 24 horas planificando y rondando la casa de su exsuegra, Mirella Girón de 64 años donde residía su expareja Vilmaria Carolina Hernández Girón de 38 años, quien tenía siente meses de embarazo desde decidió separarse.  

La pareja vivía en Maracaibo y debido a los constantes maltratos físicos y psicológicos de Montiel, la embarazada se mudó hasta el municipio Colón, en el Sur del Lago del estado Zulia con su madre.´

Álvaro al no aceptar separarse de Carolina juró vénganse de ella. Por lo tanto, planificó por semanas cada movimiento hasta que pudo movilizarse hasta el sector Virgen del Carmen. Allí permaneció hasta que tuvo acceso a la vivienda, roció gasolina y les prendió fuego.

De acuerdo a los testimonios de los vecinos de la zona el sujeto “esperó a que las mujeres se quedaran solas para entrar, entre tanto, los tres hombres que viven allí salieron a trabajar temprano, la mujeres dormían y no tuvieron tiempo de defenderse”.

Al ver la llamarada, la comunidad llamó a la Policía Municipal de Colón (Policolón) y auxilió a la embarazada y a su madre.

Por su parte, los oficiales capturaron al sospechoso en la calle 10 de la parroquia Santa Bárbara y no pudo desmentir las acusaciones en su contra, por lo que ahora permanece en los calabozos del Centro de Coordinación Policial #1.

A la anciana y a su hija las rescataron con vida y ambas fueron trasladadas de emergencia en una unidad ambulancia hasta el Hospital General III Santa Bárbara. A la embarazada le diagnosticaron quemaduras en el tórax, extremidades, cara y cuello, por la gravedad de sus heridas fue trasladada hasta el Hospital General de San Cristóbal, en el estado Táchira, mientras que su madre presentó quemaduras en cuello y cara.

Los Bomberos Municipales apagaron el incendio e informaron que la vivienda sufrió algunos daños y que las llamas consumieron un aire acondicionado, colchón, vestimenta y otros enseres.

El principal sospechoso fue puesto a la orden de la Fiscalía Décimo Sexta del Ministerio Público.

 

Ir a la fuente original para seguir leyendo