«La indignación sin organización es una pérdida de tiempo” Josep María Pou (1944 – ) Actor y director teatral español

Las protestas contra el régimen usurpador están a la orden del día. A toda hora y lugar hay un grupo de venezolanos protestando. Los educadores protestan por mejoras salariales, los trabajadores petroleros por salarios justos, el Fondo de Pensiones y reivindicaciones contractuales, los vecinos porque no hay gas doméstico, agua y electricidad, los transeúntes y pasajeros porque no hay transporte y los dueños de vehículos porque no llega la gasolina, entre otras. Todas protestas aisladas.

No hay protestas contra la brutal corrupción, hiperdevaluacion, el alto costo de la vida y el libertinaje de precios en los artículos de primera necesidad, bienes y servicios, la liberación de los presos políticos y, nadie menciona en medio de esta hecatombe humanitaria, la violación de DDHH del cual son víctima los privados de libertad y los que, aún en la calle, no podemos hacer una vida normal, por no poder disfrutar de servicios públicos indispensables. En la urgencia se nos va la vida.

Las protestas aisladas favorecen al régimen usurpador. No dan respuestas y dejan que la gente se canse y regrese a casa frustrada. Las pocas movilizaciones que encienden la calle, le envían un pelotón de la GNB, la reprimen y san se acabó. Lo más terrible de esta tragedia es que, no hay un liderazgo claro en el país, que dé conducción y encause la indignación generalizada, unifique los esfuerzos y dirija todo ese ciclón colectivo a la solución definitiva, que es lograr el cese de la usurpación, el gobierno de transición y las elecciones libres. El bravo pueblo requiere y merece un liderazgo inteligente, decente y creíble que organice y marque el rumbo. La indignación anda sin brújula.

No nos llamemos a engaños. La atomización de las protestas, favorecen única y exclusivamente al régimen usurpador, que en medio del caos, avanza en su proyecto de destrucción nacional y en la consolidación de la dictadura. No dan respuesta y solución a ningún problema, pero están promoviendo y ordenando aprobar una ley antibloqueo ante la ilegitima e inconstitucional ANC, que sólo busca terminar de bloquear cualquier salida democrática, pacífica y electoral. Nada los detiene.

Las protestas de vecinos, usuarios de servicios o algún sector social es por resolver alguna urgencia. El régimen usurpador, observa y tiene todo fríamente calculado para que ninguna se desborde y ponga en peligro su permanencia en el poder. A todos les cede un mendruguito, le calma momentáneamente la ansiedad e indignación. Es condicionamiento clásico. Empero, están jugando con candela. Nunca olvidéis: al mejor cazador se le va la liebre.

Está hecatombe humanitaria está llegando a su final. En cualquier momento pasamos de las protestas aisladas a conformar un gran movimiento de indignación nacional de consecuencias impredecibles. No crean que toda la vida se perderá el tiempo. Habrá liderazgo y organización. Escríbanlo.

[email protected]

Autor: José “Cheo” Salazar
Ir a la Fuente original del artículo para seguir leyendo

Benito Zambrano

Editor Jefe de Extra Venezuela