El jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, admitió este miércoles que los esfuerzos para convencer al régimen de Nicolás de postergar las elecciones del 6 de diciembre fracasaron. En una acalorada presentación ante el Parlamento Europeo, Borrell dijo que
“era necesario» intentarlo, y que la negativa a postergar “cierra cualquier posibilidad de que el diálogo continúe» sobre la eventual participación de una misión de observación electoral. Afirmó que los dos diplomáticos que envió se reunieron con más de 70 personas de la política venezolana para discutir la posibilidad de crear condiciones para que las elecciones puedan ser consideradas libres y justas, y que el único grupo contrario al aplazamiento fue el que encabezó la “mesita”, el que conforma la oposición prêt-à-porter de Nicolás. Afirmó que conoce «de sobra la situación en Venezuela” y acusó las fracturas dentro de la oposición. Ante la negativa del régimen, afirmó que la Unión Europea “no podrá ni siquiera plantearse el envío de una misión (…) porque requeriría el respeto a estándares democráticos que no se daban y siguen sin darse”. En todo caso fue enfático en que «cualquier intento era incompatible con la fecha del día 6 de diciembre”.

Nicolás como Lukashenko

Borrell desestimó que la misión enviada a Venezuela fuera clandestina, así como insistió en que se le explicó a Jorge y Héctor Rodríguez (representantes del chavismo) que una misión de observación supone respetar todo el proceso verificación y sus lapsos, lo que demandaba un atraso. También dijo que la única manera de salir de nuestras múltiples crisis será a través del diálogo y la negociación política, que no habrá “un único acontecimiento catártico” que las haga desaparecer. Más tarde, afirmó que la Unión Europea trata a Nicolás como a Aleksander Lukashenko: “No consideramos que tenga legitimidad democrática, pero tiene el control del país”. Con ese argumento aseguró que seguirán trabajando por unas elecciones honorables, democráticas, libres y transparentes. “Reconocemos a Juan Guaidó como presidente encargado de hacer unas elecciones que no ha podido realizar”, dijo Borrel y como cuña para los participacionistas añadió: «Las elecciones en Bielorrusia no han sido ni libres ni transparentes y sin embargo, la oposición participó. ¿Creen que la oposición ha legitimado a Lukashenko? Claro que no». Qué lástima que en simultáneo a su declaración, Rusia anunció que la opositora bielorrusa Svetlana Tijanóvskaya estaba ahora en su lista de «buscados»


El dictador en su laberinto

En otra jornada de los ficticios Miércoles Productivos de VTV, Nicolás mintió sobre las expectativas de la ciudadanía con su Ley Antibloqueo. Un rayo de vanidad le infló el bigote y dijo: “Muchas personas en Venezuela tienen sus esperanzas renovadas en esa ley (…) tienen sus esperanzas en mí, porque yo la redacté y la presenté”. Desconoció todas las críticas que muchos de sus aliados regulares han hecho a ese adefesio, justo por ser un instrumento que solo le conferirá a Nicolás facultades y competencias más amplias de las que ya goza con el (eterno) Estado de Excepción por Emergencia Económica y que incluso violan abiertamente la Constitución de 1999. Sin embargo predijo que la ley le permitiría “una remontada económica y productiva” y lo remató repitiendo lo mismo que dice desde el año 2013: “Venezuela va rumbo a ser una potencia económica”. Fue muy cínico para fingir que iniciaba del Plan de Siembra Venezuela 2020, aunque todos los días en las redes sociales agricultores y productores denuncian las miserables condiciones de un campo sin los insumos mínimos para producir. “Va mi palabra, mi vida en esta Ley Antibloqueo, mi palabra y mi vida para que se abran los caminos en una nueva etapa de recuperación”, dijo.


Guajira en Emergencia

La ONG Codhez denunció que en la Guajira venezolana la Guardia Nacional ha reprimido, maltratado y perseguido personas por protestar contra sus pésimas condiciones de vida. También se desconoce el paradero de los detenidos de esta madrugada: “Alrededor de 200 funcionarios de la GNB reprimieron al grupo que se encontraba manifestando en Paraguaipoa. Exigían hablar con la alcaldesa Indira Fernández por la carencia de servicios de agua, electricidad y gas. Esperaban dialogar con la alcaldesa pero no se presentó”, dicen los tuits de la organización. Los manifestantes hicieron una lista de las personas que hablarían con la alcaldesa Fernández para crear una mesa de conversación: con esa lista la GNB los está buscando casa por casa, incluyendo a cuatro mujeres wayuu y líderes sociales (que son voceros de Consejos Comunales en la Guajira). Algunos tuvieron que huir y refugiarse en la Alta Guajira.


Coronavirus en Venezuela

– La Organización Panamericana de la Salud no fue consultada por Venezuela ni estará involucrada en los ensayos clínicos de la vacuna rusa Sputnik V que se harán aquí: “En este momento nosotros hemos recibido información sobre este ensayo, solo a través de las noticias”, dijo Ciro Ugarte, director de Emergencias en Salud. 

– El ministro de Salud de Nicolás, Carlos Alvarado, dijo el martes que los 2.000 voluntarios a probar la vacuna rusa se escogerán a través de “una página web, con una serie de preguntas y luego se hacen evaluaciones. Tienen que ser personas sanas”.  

– Delcy Rodríguez informó que se registraron 608 nuevos casos de COVID-19, y seis fallecidos, lo que eleva las cifras a 80.404 contagios y 671 fallecidos reconocidos. 


Breves y graves

– El abastecimiento de gasolina, para no variar, no ha sido lo que el chavismo prometió: hay estados del país donde los ciudadanos siguen sometidos a hacer largas colas, otros donde es más sencillo encontrar justicia que una estación de servicio con precios subsidiados; la mayoría reporta que le abastecen menos litros de los límites que dijo el ministro Tarek El Aissami; y aún el ingreso a las gasolineras depende de la discrecionalidad de los militares. Por eso no han cesado las protestas por fallas en la distribución del combustible. Hoy hubo manifestaciones en Anzoátegui, Aragua, Bolívar, Lara y Zulia.

– El diputado Luis Parra quiso responder a los videos que lo han mostrado con compras en Madrid y contando un fajo de euros: “A nosotros desde pequeños nos han enseñado a contar», dijo, y trató (sin éxito) de hilar esa lúcida idea con otra más poderosa: si todos contamos billetes desde pequeños, contar billetes no puede ser un delito. Sugirió cuatro veces que era dinero de su propio peculio, pero nada dijo de su origen. Por eso los funcionarios públicos deben hacer una declaración jurada de bienes. En su caso no ha demostrado ni cómo pagó esa gira para defender a Álex Saab.

– La agencia Argus reportó que la producción petrolera de Venezuela en septiembre fue de 380 mil bpd, un poco mayor que el mes anterior. El profesor Francisco Monaldi explicó que: “Las exportaciones subieron mucho más, por lo que había cierta expectativa de un mayor incremento de la producción, dada la disponibilidad de almacenamiento”.


El lío en la Argentina

El voto de Argentina en el Consejo de DDHH de la ONU a favor de la resolución que amplió por 2 años el mandato de la Misión de Determinación de los Hechos le ha salido muy caro al presidente Alberto Fernández frente al kirchnerismo, ideología que prefiere apoyar a un régimen y socio que comete crímenes de lesa humanidad. Por eso los medios argentinos no han dejado de narrar el lío que incluye una revisión de los informes sobre violaciones de DDHH celebrada entre Alberto Fernández y Michelle Bachelet, alta comisionada de la ONU. Luego de esa reunión, Fernández instruyó a su Canciller y al Embajador en la ONU votar y apoyar la resolución. Le sucedió el rumor de una llamada que Fernández haría a Nicolás para explicarle esto, pero el Presidente decidió no llamar, según afirma el diario Clarín. Al respecto ha declarado en su contra hasta Hebe de Bonafini (cofundadora de la asociación Madres de Plaza de Mayo), y le renunció una embajadora que antes sirvió en Caracas atormentada por este giro que al parecer le enderezaría el ojo del fallecido Kirchner. El show del régimen venezolano ha incluido comparar a Alberto Fernández con Jair Bolsonaro, condenarlos por el “cambio de doctrina”, y acusarlos de estar alineados con Estados Unidos. Si no fuese tan grave lo que intentan maquillar como cómplices, este ejercicio de cinismo daría risa. 















Blog de Naky Soto