El Gobierno interino de Bolivia anunció este jueves una denuncia contra Luis Arce, candidato presidencial del Movimiento Al Socialismo (MAS), el partido del exmandatario Evo Morales, y que va primero en las encuestas electorales, por supuestas irregularidades cuando fue ministro.

EFE

El viceministro interino de Transparencia y Lucha Contra la Corrupción, Guido Melgar, explicó que la denuncia ante la Fiscalía es contra Arce, su esposa y una secretaria del exministro.

Melgar indicó en rueda de prensa en La Paz que la acusación es por supuestos delitos de beneficio en razón del cargo, uso indebido de influencias y enriquecimiento ilícito, con base en un informe de la Unidad de Investigaciones Financieras del Estado.

El informe detectó movimientos sospechosos de dinero de los tres investigados sin que se constate su origen, entre cuentas particulares, por parte de funcionarios del Ministerio de Economía, de entidades estatales y de empresas privadas, por cantidades elevadas de miles de bolivianos y de dólares, relató.

Estas cantidades superan el medio millón de dólares, entre los tres investigados, manifestó Melgar.

Consultado por qué la denuncia se produce a pocos días de las elecciones del 18 de octubre, el viceministro interino comentó que se tramita tras concluirse una investigación y si no se presentara se podría incurrir en un incumplimiento de deberes por su parte.

El anuncio llega un día después de que el procurador general del Estado, Alberto Morales, diera a conocer el informe de la unidad de fiscalización.

El mes pasado el Gobierno interino de Bolivia solicitó a la Fiscalía que congele las cuentas de Arce, en un proceso por supuestas irregularidades en contratos estatales también cuando era ministro.

Luis Arce fue uno de los ministros con más peso en los Gobiernos de Evo Morales y ahora es candidato del MAS a la Presidencia en las elecciones generales, para las que aparece primero en los sondeos aunque con la duda de si ganará en primera vuelta.

El MAS ha calificado este tipo de denuncias como intentos de restarle votos, ante una victoria en las urnas que ve segura.

Bolivia volverá a las urnas tras las elecciones fallidas de octubre de 2019, que se anularon después de que organismos internacionales como la Organización de Estados Americanos (OEA) advirtieran de irregularidades, entre denuncias de un supuesto fraude electoral a favor de Evo Morales, que había sido declarado vencedor para un cuarto mandato seguido.

El entonces presidente Evo Morales anunció en noviembre su renuncia, denunciando que era forzado a dejar el poder por un golpe de Estado para derrocarlo y privarlo de una victoria en las urnas en medio de presiones de mandos policiales y militares, entre otras.

Seguir leyendo…

Glaudimar Hurtado Flores

Glaudimar Hurtado Flores

Periodista.