Con pancartas en manos, un nutrido grupo que labora en el ambulatorio de Moroturo, ubicado en el municipio Urdaneta del estado Lara, denunciaron la fallas de los servicios básicos y el mal estado en que se encuentra este centro asistencial.

Las enfermeras y el personal de sanidad que laboran en este recinto hospitalario señalaron que desde hace un año y medio no cuentan con el servicio de agua potable, además, de no percibir el gas doméstico desde hace tres meses. 

También revelaron que el gobierno regional no ha dotado lo suficiente al personal de sanidad, con los equipos de bioseguridad, para protegerse del coronavirus.

“Debemos esperar que llueva para poder tener agua. Solo tenemos tapabocas de tela para protegernos del virus“, manifestó una de las enfermeras a Elimpulso.com 

En cuatro bloques

José Suárez, dirigente del partido  Voluntad Popular en esa jurisdicción, reveló a esta casa editorial que las personas deben cancelar al menos 150 dólares para trasladar a un paciente a Barquisimeto, pues asegura que este ambulatorio tampoco cuenta con una ambulancia en buenas condiciones. 

“Las personas para poder trasladar a un paciente a Barquisimeto deben cancelar 150 dólares porque la ambulancia de este centro asistencial no está en buenas condiciones. Prácticamente está en cuatro bloques porque no tienen cauchos”, manifestó.  

Suárez indicó que esta misma situación se presenta parroquia Xaguas (Baragua) donde también la ambulancia no presta el servicio por fallas en su parque automotor.

“En Urdaneta la alcaldía y la gobernación, brilla por su ausencia. Desde que salió contagiado el alcalde no apareció más y su equipo no ha dado respuestas a estas denuncias “, precisó.