La lucha entre los actores Julián Gil y Marjorie de Sousa por la custodia de su hijo, luego de tres años lleno de pleitos y controversias parece que llegó a su fin, legalmente Gil no podrá ver ni visitar a su hijo, y tampoco ser parte de las decisiones tomadas sobre él.

El actor argentino perdió la patria potestad de su hijo Matías, ahora la venezolana tendrá la custodia completa del pequeño.

El documento establece que Julián Gil podrá ver a Matías una hora a la semana, con supervisión o en las instalaciones de oficinas gubernamentales.
Con el dictamen del juez, el actor no podrá publicar o difundir imágenes ni videos de su hijo sin previa autorización y de hacerlo deberá pagar una multa de $250 dólares por cada violación de esta cláusula.

Aun con esa decisión, el actor argentino deberá pagar manutención a la actriz venezolana, con una cantidad correspondiente al 20% de sus ingresos

Fue en junio que salió a la luz que Marjorie de Sousa presentó una demanda en México contra su expareja exigiendo la patria potestad de su hijo, Matías, de 3 años.

“Esta es la decisión más difícil que he tenido que tomar en mi vida. Pero, como madre, estoy obligada a enfrentar esta triste situación con el único objetivo de proteger los derechos de mi hijo, Matías”, dijo entonces De Sousa a través de un comunicado.

“A pesar de que ya existe una sentencia en la que se establecen con claridad los derechos de Matías, ésta ha sido apelada manteniendo nuestras vidas en pausa. Necesitamos romper, de una vez por todas, ese círculo de chantaje y manipulación. Agradezco desde el fondo de mi corazón a todos aquellos que nos han brindado su apoyo a lo largo de esta difícil etapa”, aseveró.

Hasta el momento ninguno de los dos se han pronunciado al respecto, pero se presume que Julián Gil apele la decisión.

Compartir en: