La información fue compartida por Mike Pompeo.

Cortesía | Pompeo también indicó que trabajarán para proteger a los ciudadanos estadounidenses del gobierno venezolano

Estados Unidos (EE. UU.) anunció una recompensa de hasta $ 5 millones por la captura del empresario Samark López Bello.

La información también fue compartida por Mike Pompeo, quien es secretario de Estado el país norteamericano.

Asimismo, Pompeo indicó que trabajarán para proteger a los ciudadanos estadounidenses del gobierno venezolano.

“Estados Unidos anunció una recompensa para llevar ante la justicia al venezolano Samark López Bello por crimen organizado transnacional. Trabajaremos con @TheJusticeDept para proteger a los ciudadanos estadounidenses del régimen ilegítimo de Maduro, mientras ayuda al pueblo venezolano a restaurar su democracia”, escribió Pompeo en su cuenta de Twitter.

A continuación, el comunicado integro:

Hoy, el Departamento de Estado de EE. UU. anuncia una recompensa de hasta $ 5 millones por información que conduzca al arresto y / o condena del ciudadano venezolano Samark José López Bello por participar en el crimen organizado transnacional.

Esta oferta se realiza en relación con los anuncios de ofertas de recompensa de hasta $ 10 millones para el exvicepresidente venezolano Tareck Zaidan El-Aissami Maddah el 26 de marzo de 2020 y hasta $ 5 millones para el Superintendente Nacional de Criptomonedas en el régimen de Maduro Joselit de la Trinidad. Ramírez Camacho el 1 de junio de 2020. López Bello trabajó con otros en un esfuerzo por violar y evadir las sanciones de la OFAC impuestas de conformidad con la Ley de Designación de Capos Extranjeros de Narcóticos y regulaciones relacionadas. Fue acusado formalmente, junto con El-Aissami y Ramirez, en el Distrito Sur de Nueva York por varios delitos transnacionales.

La oferta de recompensa de hoy se realiza bajo el Programa de Recompensas contra la Delincuencia Organizada Transnacional (TOCRP) del Departamento de Estado. Junto con el Programa de Recompensas por Narcóticos, más de 75 narcotraficantes importantes han sido llevados ante la justicia desde que estos programas comenzaron en 1986. El Departamento de Estado ha pagado más de $ 130 millones en recompensas por información que conduzca a esas detenciones.

La Oficina de Asuntos Internacionales de Narcóticos y Aplicación de la Ley administra estos programas de recompensas en estrecha coordinación con la Administración de Control de Drogas (DEA), la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) y otras agencias estadounidenses. Estas acciones demuestran el compromiso del Departamento de Estado de apoyar los esfuerzos de aplicación de la ley y todo un enfoque gubernamental para combatir el crimen organizado transnacional.