Un hombre pasa junto a una escultura frente a un edificio de la petrolera estatal venezolana PDVSA en Caracas. 17 de mayo de 2019. REUTERS/Iván Alvarado

El martes, el organismo de control anunció que había ordenado al banco con sede en Ticino que monitoreara a todos los clientes de banca privada para identificar y abordar cualquier riesgo adicional de lavado de dinero.

Por swissinfo.ch

En 2018, FINMA abrió un proceso de ejecución contra el banco en el contexto de presunta corrupción vinculada a la petrolera venezolana PDVSA. Según FINMA, las medidas del banco contra el lavado de dinero y la gestión de riesgos fueron insuficientes. En particular, dice que el banco violó sus obligaciones de debida diligencia en el área de lucha contra el lavado de dinero entre 2013 y 2017.

El organismo de control dice que Banca Credinvest identificó de manera insuficiente a sus clientes y beneficiarios finales, monitoreó de manera insuficiente las transacciones de estos clientes, documentó los procesos de manera incompleta y llegó demasiado tarde para informar hechos sospechosos a las autoridades.

“Con el fin de restablecer el orden en las cosas” FINMA ha ordenado ahora varias medidas, que el banco ya ha comenzado a implementar. Entre otras cosas, el banco debe verificar a todos los clientes de banca privada en busca de mayores riesgos de lavado de dinero.