Caracas / Foto portada: Radio Night.- El director del Centro de Investigación de Epidemiología y Microbiología que creo la vacuna rusa, Sputnik V, Alexánder Guíntsburg aseguró este jueves que la salida para disminuir los casos de COVID-19 en el mundo es vacunarse o «jugar a la ruleta con la enfermedad».

Lea también: Marrero logra salir de Venezuela en un vuelo de Conviasa

«No habrá rincones en la tierra en donde las personas no se hayan infectado, por lo tanto, la salida es vacunarse o jugar a la ruleta con esta enfermedad, que ha cobrado la vida de más de un millón de personas en el mundo», dijo el científico en una entrevista que concedió al medio de comunicación ruso Primer Canal.

Guíntsburg aseguró que la Sputnik V no representa un peligro y recordó que el fármaco entró en la tercera fase de ensayos clínicos el pasado 9 de septiembre.

«No representa un peligro. Hasta la fecha hemos cumplido con todos los aspectos regulatorios establecidos por nuestra legislación para poner en circulación el fármaco», precisó.

Informó que el volumen de producción de la vacuna podría superar entre noviembre y diciembre las seis millones de dosis al mes.

Por otra parte, enfatizó que la tasa de mortalidad del coronavirus es de 8%, lo que implica que es «significativamente más alta que la del virus de la gripe estacional», cuya letalidad promedia es inferior al 0,1 %.

El pasado 11 de agosto, la Sputnik V fue registrada y a tres meses de cumplir con los requerimientos, fue enviada a Venezuela para culminar los ensayos clínicos de la fase III.

El primer lote de vacunas arribó al país el 2 de octubre. De acuerdo al ministro de Salud de la Administración de Nicolás Maduro, el fármaco será suministrado a dos mil voluntarios mayores de 18 años de edad que serán seleccionados mediante una página web del Ministerio.

La decisión fue tomada por Nicolás Maduro y su Administración, pese a que se había puesto en tela de juicio la seguridad de Sputnik V para ser aplicada en humanos.