Foto: AFP

Extra Venezuela / Alicia Castro, presentó este miércoles su renuncia como embajadora de Argentina en Rusia tras rechazar el voto de Buenos Aires a favor de una resolución sobre derechos humanos en Venezuela, propuesta por el Grupo de Lima.

Lea también: «Maduro derrotado tras histórica votación en la ONU»

Castro lamentó que el canciller de la Administración de Alberto Fernández, Felipe Sola haya sido uno de los 22 votos a favor que aprobaron la Resolución que autoriza extender por dos años más los trabajos de la Misión de Determinación de Hechos sobre Venezuela.

«Argentina votó la Resolución del Grupo de Lima, condenando a Venezuela, con Bolsonaro, Duque, Piñera, Viszcarra, en cuyos países se violan flagrantemente los derechos humanos. Mexico votó con Venezuela. Un lamentable giro en nuestra política exterior«, publicó la ahora diplomática en un tuit.

Lo que dice la carta

En una misiva explicó que no puede seguir recibiendo instrucciones de la Cancillería porque no comparte sus posiciones y las considera «reñidas con el interés de la nación».

«Argentina podría haber optado por abstenerse, si no quería comprometerse con ninguna de las dos Resoluciones. Pero en cambio, votó con los países europeos que reconocen al autoproclamado Guaidó como presidente sin un voto, modalidad que pone en riesgo a las democracias de América Latina”, reza parte del texto.

Castro se desempeñó durante 10 años como embajadora de Argentina en Venezuela durante la gestión de Cristina Fernández.

«Todo se derrumbó con la llegada de Temer, Macri, Bolsonaro, Lenin Moreno, los golpes en Brasil y Bolivia con la manipulación del Lawfare y las operaciones mediáticas. Nadie ha estado más expuesto al linchamiento mediático que el gobierno de Venezuela», agregó.

En contexto

El Consejo de DD. HH. de la ONU, conformado por 47 países (no permanentes) aprobó el martes extender por dos años más los trabajos de la Misión de Determinación de Hechos sobre Venezuela, con 22 votos a favor, tres en contra y 22 abstenciones.

El proyecto, que fue firmado por más de 50 países contemplaque el organismo continúe investigando las violaciones a los derechos humanos en Venezuela y condene a la Administración de Maduro.

Más temprano, el mismo Consejo de la organización internacional aprobó la resolución 45/55 sobre cooperación y asistencia técnica de la oficina de Michelle Bachelet con Venezuela.

Dicha iniciativa fue promovida por naciones aliadas a Maduro: Irán, Turquía y Siria, quienes pidieron tomar nota de los informes de la Alta Comisionada de la ONU y exhortar a poner en práctica sus recomendaciones.