Giberto Pinto Blanco, candidato a la Asamblea Nacional por el estado Sucre se dio a la tarea de regalar bombillos en una jornada preelectoral.

«Sucre avanza hacia un estado iluminado, más de 500 bombillos se han entregado a las comunidades de Cumaná«, opinó Pinto Blanco.

«El voto revolucionario cada día es más barato»

El aspirante a parlamentario del chavismo estuvo acompañado del gobernador Edwin Rojas mientras repartían los utensilios en busca de simpatías electorales.

Los políticos chavistas han optado por regalar pollos, mortadela, cajas con enseres u otros alimentos a empleados públicos pero también en semanas previas a una elección (aunque este cuestionado ese proceso del 6 de diciembre).

«El voto revolucionario cada día es más barato. Un pedazo de mortadela a cambio del apoyo. Traficar con el hambre del pueblo es una modalidad recurrente del régimen. Así estamos», comentó recientemente el empresario Jorge Roig.

Antes que regalar bombillos falta arreglar el servicio eléctrico

Actualmente Venezuela sufre de constantes fluctuaciones de energía eléctrica, pero la administración de Nicolás Maduro evade responsabilidades al indicar que se trate de sabotajes.

La central Manuel Piar de Tocoma, estado Bolívar, “que nunca fue terminada”, tenía un costo estimado de 2.500 millones de dólares y debía estar terminada en 2007 pero “fue sobrefacturada en cerca de 15.000 millones de dólares”, relató el ingeniero Víctor Poleo a Efe.

“Hay una demanda residencial, cuatro bombillos para alumbrarse, pero no hay electricidad para producir bienes”, dijo Víctor Poleo.

Los expertos eléctricos hablan de 18 millones de dólares para la recuperación de la industria.

Seguir leyendo en el medio que originalmente publicó esta noticia