Los efectos de la pandemia también se comienzan a ver en el mercado inmobiliario. El 87% de los argentinos estarían dispuestos a pagar más por espacios que antes no priorizaban, según una encuesta realizada por la red de oficinas adheridas a Remax entre sus clientes.

Infobae

“Sin dudas, la cuarentena generó un nuevo paradigma de consumo en el tipo de propiedades que eligen los argentinos para vivir”, explicaron desde la cadena de inmobiliarias. La mayoría de los encuestados dijeron que pagarían más por una propiedad que tenga terraza, patio, balcón o espacio verde.

Después de haber vivido un contexto de aislamiento, el 80,62% declaró que a partir de ahora prefieren elegir una casa para vivir y ya no un departamento, aunque tenga más metros cuadrados y comodidades.

De acuerdo a los datos de Remax, el 71,27% de los encuestados durante la pandemia se comenzaron a replantear la manera en la que se vive en las grandes ciudades. Por eso, ponen el foco en la idea de contar con una segunda vivienda de fin de semana o vacacional, con un entorno más natural y amplio. Mientras que el 51,51% sostiene que se irían a vivir a las afueras de la ciudad o a una ciudad más pequeña.

“Sin dudas, hay detalles que no podrían faltar en las nuevas propiedades. Entre los espacios más valorados pospandemia, se destacan los espacios verdes o al aire libre, más habitaciones para que todos los integrantes de la familia tengan su privacidad, y una sala de juegos para los más chiquitos”, dijeron.

Sin embargo, el 54,98% respondió que aún no les gustaría mudarse. Por eso, desde el sector inmobiliario advierten que habrá que esperar hasta 2021 para analizar cómo siguen fluctuando las preferencias de los clientes y las decisiones de compra.

En el contexto de la pandemia, la red inmobiliaria Remax lanzó la firma electrónica, para la Argentina y Uruguay. Esta herramienta permite al cliente firmar contratos en forma remota, utilizando un sistema de validación facial por algoritmos biométricos que permite verificar la identidad de cada uno de los firmantes a distancia.

Las 140 oficinas de la red disponen de este instrumento que posibilita, tanto a corredores como clientes, acceder a los contratos desde cualquier dispositivo. ¿Cómo funciona? La inmobiliaria carga el documento en la plataforma, y establece las personas que deben validarlo y firmarlo. El sistema automáticamente envía el documento a cada destinatario.

Una vez validados todos los puntos del documento por las partes, especialmente por el corredor responsable de la operación, la plataforma le solicitará al firmante una foto de su DNI que luego será contrastada con la aplicación de un algoritmo biométrico de reconocimiento facial.

Cuando se termina con el proceso de firma de cada una de las partes, la plataforma convierte el documento electrónico en formato PDF con todos los certificados de firma y un certificado de auditoría. “La red sigue reforzando su propuesta de valor con esta solución técnico-jurídica integral para gestionar contratos digitales, con pleno valor jurídico, probatorio y elementos periciables”, detallaron desde Remax.

Seguir leyendo…

Glaudimar Hurtado Flores

Glaudimar Hurtado Flores

Periodista.