Caracas-. El fiscal general Tarek William Saab le entregó a Nicolás Maduro este jueves documentos que «desmienten» las violaciones a los derechos humanos que presuntamente cometieron funcionarios de seguridad del Estado.

Lea también: Docentes en Los Teques se niegan al regreso a clases: Exigen condiciones mínimas y aumento salarial

«La pretensión del imperio y sus acólitos es desestabilizar Venezuela. Al país se le impide comprar medicinas, eso es terrorismo global y eso buscan con el informe de la Misión de las Naciones Unidas», detalló Saab.

Para Saab la Misión de las Naciones Unidas «fue una acción aislada del Grupo de Lima para atacar a Venezuela». También señaló que el informe «está hecho para que no haya impunidad» y reiteró que se «asiste» a las víctimas de crímenes contra los derechos humanos.

Sobre el informe de la Misión de la ONU Nicolás Maduro aseguró que «no fue ni independiente ni de las Naciones Unidas. Es dependiente de los gobiernos de derecha que no reconocen a Venezuela y que viven atacando al mundo. Son dependientes de Mike Pompeo (secretario de Estado de EE. UU.)».

El miércoles 16 de septiembre la Misión Internacional Independiente de Determinación de los Hechos  en Venezuela de las Naciones Unidas argumentó que en el país se violan continuamente los derechos humanos de los detenidos y perseguidos políticos.

Además en el informe se indica que organismos de seguridad del Estado venezolano han ejecutado extrajudicialmente a presuntos delincuentes, llegando al punto de fingir operativos policiales para llevar a cabo las muertes de las víctimas. Las violaciones a los derechos humanos registradas en el informe de las Naciones Unidas fueron recolectados entre los años 2014 y 2020.