Un guacamayo interrumpió una práctica de fútbol en Brasil para posarse sobre una de las jugadoras en pleno mediocampo.

Por Redacción MiamiDiario

La futbolista brasileña Bruna Benites, se encontraba en una práctica de la selección femenina de Brasil en la ciudad de Río de Janeiro.

Yo estaba en el mediocampo, miré hacia adelante y vi que venía hacia mí. Me di vuelta y pensé que iba a pasar. Pero luego me di cuenta de que aterrizó en mi hombro, y como sabía que ella estaba quieta y callada, me quedé allí”, comentó la joven.

Finalmente, con la ayuda del preparador físico, Fabinho, fue posible ahuyentar al ave, que siguió su vuelo y se alejó del campo.

Ante este hecho inesperado Benites señaló que podría ser un acto de buena suerte “es un ave que aparece con frecuencia aquí, pero creo que pararse en alguien es la primera vez. Eso da suerte, fue una escena realmente genial. Es un privilegio, voy a jugar a la lotería”.

Con información del Diario de las Américas