El Juzgado 11 en lo penal de Caracas sobreseyó este miércoles la causa contra Raúl Gorrín, Gustavo Perdomo y Víctor Aular por las irregularidades cometidas en un préstamo de 1.143 millones de dólares a cambio de bolívares realizado por PDVSA a dos empresas de maletín relacionadas con Gorrín en 2014.

Cuentas Claras Digital

Como se desprende del documento al que tuvo acceso Cuentas Claras Digital, la jueza Luisa Romero declaró con lugar la solicitud del fiscal provisorio 67 del Ministerio Público Farik Karin Mora Salcedo y decretó el sobreseimiento por considerar que “el hecho imputado no es típico…”  citando el numeral 2 del artículo 300 del COPP.

La medida favorece a Raúl Gorrín, Víctor Aular Blanco (Pdvsa), Gustavo Perdomo (socio de Gorrín) y los ciudadanos extranjeros José Manuel Cerro y Marcel Orejanu directores de Rantor Capital CA.

Lea AQUÍ el documento del sobreseimiento

El tribunal ordena “el cese de cualquier medida de carácter personal o real que pese sobre los referidos ciudadanos respecto a los hechos sobre los cuales recae la presente decisión”.

La decisión del juzgado, apoyada en una supuesta experticia pericial contable realizada por la División de Experticias Financieras del CICPC y en la opinión de la consultoría jurídica de PDVSA, sostiene que la operación “no evidenció lesión al patrimonio de PDVSA”.

Igualmente, la juez establece que Gorrín y Perdomo no intervinieron en la negociación y tampoco ostentan participaciones en la empresa Rantor Capital CA.

En efecto, como se desprende de la investigación realizada por Cuentas Claras Digital en 2017, Gorrín no figura en los registros de la empresa Rantor Capital CA  pero todos los indicios hallados señalan a Gorrín como beneficiario final. Ello queda confirmado en la segunda fase de la operación cuando Rantor Capital cede el contrato con Pdvsa a Eaton Global Services Limited, empresa registrada en Hong Kong en la cual Raúl Gorrín posee el 100% de las acciones y la cual finalmente recibió la totalidad de los dólares de Pdvsa.

Lea AQUÍ el Contrato entre RANTOR CAPITAL CA y EATON GLOBAL SERVICES LTD

Ganancias obscenas de la trama ilegal con el diferencial cambiario

Durante los años que estuvo en vigencia el control cambiario en Venezuela, no existió mejor negocio que comprar dólares baratos a la denominada tasa preferencial y luego venderlos caros en el mercado negro. Es lo que se denomina ganancia por diferencial cambiario.

 El 17 de diciembre de 2014, fecha del contrato entre Pdvsa y Rantor Capital CA, la tasa oficial era de 6,30 pero en el mercado paralelo alcanzaba los 182,23 bolívares por dólar, siempre con tendencia al alza por la especulación.

Obtener 1.143 millones de dólares de Pdvsa a cambio de 7.200 millones de bolívares fue una operación que seguramente dejó obscenas ganancias previo pago de los respectivos sobornos.

El caso

Se trata de una de las operaciones denunciadas por Cuentas Claras Digital en 2017 enmarcadas en la trama de corrupción relacionada con el diferencial cambiario que se estableció en PDVSA durante la administración de Rafael Ramírez y continuó con sus sucesores.

Violando varias leyes y reglamentos, la directiva, en especial el responsable de las finanzas, Víctor Aular Blanco, en complicidad con un grupo de jóvenes empresarios denominados los bolichicos liderados por Alejandro Betancourt y otros boli-empresarios como Raúl Gorrín, ejecutaron oscuros contratos confidenciales con compañías escogidas a dedo, sin pasar por subastas públicas, que generaron grotescas fortunas para sus operadores, en base al diferencial cambiario existente entre la tasa oficial del momento y la del denominado mercado negro.

Fuentes de Cuentas Claras Digital sostienen que entre las mayores operaciones ejecutadas por Raúl Gorrín en Pdvsa, figura la relacionada con el crédito por 7.200 millones de bolívares, pagadero en dólares, otorgado a la petrolera por la compañía Rantor Capital, CA., el 17 de diciembre de 2014. Dos semanas después, Rantor cedió el contrato de 1.143 millones de dólares a la compañía Eaton Global Services Limited, constituida en Hong Kong, como se detalla en el contrato entre las dos empresas. Se trata de la operación en el centro del sobreseimiento en cuestión.

Tal como publicamos en CCD en hace tres años, Raúl Gorrín sería el beneficiario final de Rantor Capital, CA y es el propietario de Eaton Global Services Limited, las dos compañías de maletín utilizadas en la trama.

Rantor Capital, C.A., cuyo director general es el ciudadano de nacionalidad española Manuel Cerro, tiene como domicilio Caracas pero fue inscrita en el Registro Mercantil Segundo de la Circunscripción Judicial del Estado Anzoátegui a cargo del abogado Javier Ernesto Franceschi Dávila, quien fue director de Globovisión, propiedad de Gorrín.  Se trata del mismo registro donde Gorrín inscribió el mismo día una serie de empresas de maletín que comparten la misma dirección y poseen cuentas bancarias en Venezuela cuyas firmas autorizadas son las de Nelson Enrique Meneses Franceschi, familiar del registrador de las empresas y otros empleados de Gorrín.

Eaton Global Services LTD, por su parte, tiene como accionista principal a Raúl Antonio De la Santísima Trinidad Gorrín Belisario tal como se puede observar en la copia del documento del registro de Hong Kong obtenido por Cuentas Claras Digital de manera exclusiva.

Lea AQUI el registro completo de Eaton Global Services LTD en Hong Kong

La empresa fue registrada en Hong Kong en 2014 con un capital de apenas US$1.274 (HKD 10.000) y su domicilio es Belize, Centro América. El documento establece que Gorrín es el dueño del 100% de las 10.000 acciones de la compañía. Fue registrada en Hong Kong por el bufete Trinity Services Inc con oficinas en Hong Kong, Reino Unido, Belize y British Virgin Islands.

Tanto Rantor Capital CA como Eaton Global Services Ltd. están siendo investigadas en la trama Money Flight de los US$1.200 millones que adelanta la fiscalía del Sur de la Florida.

El sobreseimiento

La decisión judicial, los protagonistas y hasta el momento en el que se produce evidencian que el sobreseimiento no es sino una farsa judicial mas para conceder impunidad a los acusados, en especial a Raúl Gorrín y Gustavo Perdomo quienes son prófugos de la justicia de EEUU donde se les juzga en tres causas diferentes, como también en España y Suiza donde tienen averiguaciones abiertas.

El sobreseimiento impide que en Venezuela se vuelva juzgar a los acusados por el mismo caso lo cual les concede impunidad en el país pero también puede ser relevante en los procedimientos judiciales abiertos en otras jurisdicciones. Al mismo tiempo, dificulta la recuperación del dinero robado Venezuela.

Resulta llamativo que ante el informe de la ONU sobre la violación de derechos humanos en Venezuela publicado, por cierto, el mismo día del sobreseimiento, el fiscal involucrado en el caso Farik Karin Mora Salcedo sea el mismo que dirigió el allanamiento y la brutal represión contra el diputado Juan Requesens, la siembra de armas en la residencia de Roberto Marrero, así como la persecución contra el diputado Julio Borges, entre otros atropellos.

Seguir leyendo…

Glaudimar Hurtado Flores

Glaudimar Hurtado Flores

Periodista.