Luego de participar en una “coroparty”,  28 jóvenes fueron detenidos por funcionarios de la Unidad de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes de la Policía Municipal Cristóbal Rojas, Charallave, estado Miranda.

El hecho se registró el pasado 13 de septiembre, cuando los jóvenes se encontraban sin tapabocas, violando todas las medidas de seguridad anunciadas para cortar la línea de contagios del mortal Covi-19, en el país.

Al parecer la captura de los jóvenes se da luego de que vecinos de la zona, manifestaron escuchar ruidos de fiesta todos los fines de semana y además sin la supervisión de un adulto.

Por su parte, el  director del el Consejo Municipal de Protección de Niños, Niñas y Adolescente (Cmpnna) de Cristóbal Rojas, José Ángel Medina, detalló que los efectivos instaron al dueño de la vivienda a culminar con la fiesta y trasladaron a los jóvenes al Centro de Coordinación Policial de la Municipal de Charallave, donde les brindaron una charla luego de que estos mantuvieran una actitud agresiva, lanzando piedras que impactaron en un vidrio de la patrulla.

800Noticias