Foto: @Presidencia_VE

Extra Venezuela El embajador de Venezuela en Estados Unidos (EE. UU.), Carlos Vecchio afirmó este miércoles que el destino de Nicolás Maduro y sus ministros será la Corte Penal Internacional (CPI) y la jurisdicción universal, tras ser acusados en el informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) de cometer «crímenes de lesa humanidad».

Lea también: Evalúan la pena de muerte para hombre que ocasionó la muerte de su bebé de 38 días de nacido

«Lo relevante del informe de ONU es que indica que Nicolás Maduro y sus ‘ministros’ de Interior y Defensa ordenaron cometer delitos de lesa humanidad.El destino natural será Corte Penal Internacional y la jurisdicción universal que puedan ejercer terceros países», dijo Vecchio en Twitter.

Aseveró que el documento establece responsabilidades y es un pequeño tributo para las familias de las personas que entregaron su vida por la Libertad del país.

«Este informe de la ONU que establece responsabilidades, es un pequeño tributo en la búsqueda de la justicia que merecen ellos y sus familias», manifestó.

El embajador precisó que se acabarán las violaciones de derechos humanos y crímenes de lesa humanidad con la salida definitiva de la Administración de Maduro.

«Solo con la salida definitiva de la dictadura se acabarán las violaciones de derechos humanos y crímenes de lesa humanidad cometidos en Venezuela contra millones de ciudadanos. Se debe restablecer el respeto y cumplimiento de la Ley, de la Justicia y la Constitución», puntualizó.

El informe publicado este miércoles fue elaborado por una misión internacional que investigó 233 casos de ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, detenciones arbitrarias y tortura, además de 2 891 incidentes para «corroborar los patrones de violaciones y crímenes».

Asimismo, los investigadores encontraron «motivos razonables» para creer que el Ejecutivo y los ministros de Relaciones Interiores, Defensa, Justicia y Paz, contribuyeron en las ejecuciones arbitrarias y el uso sistemático de la tortura cometidas por organismos de seguridad del Estado.