La forma de cuidarnos en esta pandemia a sacado el lado más creativo de las personas, día a día vemos las mascarillas más extrañas y divertidas que se les han ocurrido como medida de protección ante este terrible virus.

Bolsas en la cabeza, máscaras de gas, trajes completamente hechos de plástico, vestimentas de militar, pinzas extensibles para coger objetos, o botellas en la cabeza son algunos de los ejemplos que cualquiera se podría encontrar andando por la calle.

Pero nada como la sorpresa que se llevaron los usuarios de un transporte público de  la ruta entre Swinton y Mánchester cuando en la localidad de Salford se subió un hombre que llevaba una serpiente en el cuello para cubrirse la cara en vez de una mascarilla.

En un momento durante su viaje el individuo se quitó la serpiente de su cuello y le permitió enroscarse alrededor de los pasamanos ante la mirada atónita de otras personas. En unas fotos obtenidas por testigos se puede apreciar al hombre con su mascota en uno de los asientos del vehículo.

“Al principio pensé que tenía una mascarilla realmente creativa, pero luego la dejó arrastrarse por los pasamanos”, ha comentado uno de los pasajeros. Otro testigo calificó el incidente de “muy divertido” y que parecía que el animal no molestó a ninguno de pasajeros.

Esta conducta fue condenada rápidamente por las autoridades locales, ya que insistieron en que las serpientes no son un reemplazo para los tapabocas. “La seguridad de nuestros clientes y empleados es nuestra prioridad absoluta.

Estamos sorprendidos por estos informes y los estamos tomando muy en serio. Esperamos que todos nuestros clientes cumplan con las normas del Gobierno sobre el uso de una cubierta facial adecuada en el transporte público”, ha comentado el portavoz del operador de autobuses británico.

“Se está llevando a cabo una investigación interna completa, que incluye la verificación de las grabaciones de vigilancia en el autobús y una entrevista al conductor”, ha añadido.

¿Cuál es la mascarilla de protección más extraña que hayas visto?

Compartir en: