Piqué ha estado en Islandia estos días junto Shakira, y sus hijos, Milan y Sasha. El futbolista, la colombiana y los pequeños decidieron huir del calor que asola estos días Barcelona y escogieron un destino más fresco.

Pero el hecho destacable se produjo a su llegada. Y es que fueron unos cuantos los gritos que se llevaron por ciertas actitudes. En concreto Shakira.

Primero salió de la terminal Piqué, que se paró unos momentos para  firmar autógrafos y tomarse selfies con los presentes que se lo pidieron. El central mostró su cara más amable.
No tanto como Shakira.

La de Barranquilla salió minutos después de Gerard, y su respuesta ante los fans allí congregados fue muy distinta. Shakira no se paró ni un solo instante, y solo firmó un autógrafo a una niña.

Pero atención, porque lo hizo cuando ya estaba dentro del coche, sin intercambiar ni una sola palabra o gesto de cariño con la seguidora. La asistente de la diva fue la encargada de coger el libro a firmar, pasárselo a la cantante y posteriormente devolverlo a la dueña, mientras Shakira se ocultaba en el interior del vehículo con el que volvieron a casa.

Una actitud que contrasta con la de Piqué y que ha sido criticada por muchos en las redes sociales. Y es que aunque exista el riesgo del coronavirus, consideran que no le hubiera costado nada frenar un momento y complacer a los presentes, como sí hizo Piqué.

LAS IMÁGENES: