Este martes fue anunciada por EEUU una recompensa de 5 millones de dólares por información que lleve a la captura de Maikel Moreno, a quien más de 40 países han impuesto sanciones por ayudar a «socavar la democracia» en el país.

Naciones como Canadá, Panamá, Suiza, Albania, Bosnia y Herzegovina, Georgia, Islandia, Macedonia, Moldavia, Liechtenstein, Noruega, Ucrania y 27 países de la UE, en bloque impusieron en su momento sanciones contra Moreno.

La mayoría de estas medidas incluyen la congelación de fondos en esos países, así como la restricción de tránsito en los mismos. EEUU y Canadá también prohibieron a sus ciudadanos y empresas realizar cualquier tipo de negociación con Moreno.

A pesar de las acusaciones por conspiración para lavar dinero y blanqueo de capitales hecha por EEUU, la mayoría de las sanciones corresponden a sus actuaciones desde su posición en el cuestionado TSJ. Desde allí ha «ayudado a socavar la democracia en Venezuela», según lo expuesto por la UE.

Acusación contra Maikel Moreno en EEUU

El Departamento de Justicia de EEUU ya habìa adelantado el pasado marzo, cuando puso precio a la cabeza de Nicolás Maduro y otros de sus colaboradores más cercanos, que estaba investigando a Maikel Moreno.

El propio fiscal general norteamericano, William Barr, había señalado al presidente del cuestionado TSJ por conspirar para lavar dinero y blanqueo de capitales.

Asimismo mencionó la investigación de cobros millonarios en sobornos, manejo de abultadas cuentas y excesivos gastos en territorio estadounidense.

Por su parte, el fiscal del Distrito Sur de Florida acusó a Moreno de aceptar “decenas de millones de dólares; para arreglar ilegalmente casos civiles y penales en Venezuela”.

Pero fue el día de hoy que EEUU anunció una recompensa de $ 5 millones por información que lleve a la captura del cuestionado magistrado.

De acuerdo a un documento publicado por el Departamento de Justicia de EEUU, Maikel Moreno autorizó la incautación y la venta de la planta automotriz de General Motors ubicada en Carabobo. Según la acusación Moreno recibió a cambio un porcentaje de los ingresos, teniendo las instalaciones un valor estimado de $ 100 millones.

También lo señala de recibir sobornos para “autorizar la desestimación de cargos o la liberación contra venezolanos; incluido uno acusado en un esquema de fraude multimillonario» contra Pdvsa.

Moreno colocó en su solicitud de visa para ingresar a EEUU, realizada en 2014, que ganaba el equivalente a $ 12 mil al año; no obstante, sus cuentas en los bancos estadounidenses, entre 2012 y 2016 alcanzaron hasta los tres millones de dólares depositados.

Seguir leyendo en el medio que originalmente publicó esta noticia