Venezolanos desempolvan bicicletas ante escasez de gasolina

Advertisement

Redacción Noticias Venezuela

Venezuela atraviesa una de las crisis más graves en su historia, a esta no escapa la escasez de gasolina. Y es que por décadas la misma fue la más barata del mundo, pero luego del inicio de la cuarentena por la pandemia de COVID-19, el combustible prácticamente desapareció y el venezolano en su necesidad de solventar la situación, optó por la alternativa de usar bicicletas.

El veterinario Pedro Villegas lleva semanas rodando con su bicicleta vieja para ir a su consultorio, “La tengo desde hace 20 años y previendo que el problema de la gasolina iba para peor la llevé al taller hace un mes”, dijo.

Ver a personas utilizar bicicletas era muy poco frecuente, pero la cuarentena por el virus trajo consigo escasez de gasolina y por ende el uso de estas aumentó de manera importante. Tanto que el pequeño sector que se encarga de arreglar bicicletas, que nunca había tenido un movimiento importante afloró.

 “La empecé a usar poco a poco, porque tengo más de 50 años y tenía que mejorar mi capacidad pulmonar”, agregó.

La administración de Nicolás Maduro anunció en cadena nacional los nuevos precios del combustible, uno subsidiado en bolívares, equivalente a 0,025 dólares por litro que cubre 120 litros al mes; y otro de 0,5 dólares por litro, sin restricciones.

Las viejas bicicletas son la mejor alternativa para eludir las largas colas para surtir gasolina o evitar pagarla en el mercado negro, donde el precio es de al menos 2 dólares el litro desde marzo, cuando el Gobierno, bajo la cuarentena, manejó la escasez vendiendo el combustible a sectores prioritarios y con el apoyo de las fuerzas militares.

¿Deseas recibir en tu celular las noticias más importantes del día? Entonces, únete a nuestro canal en Telegram https://t.me/VenezuelaAD

Cargando…

Con información de Reuters

Extra Venezuela

Las noticias de Venezuela sin censura

QUIENES SOMOS

Somos un grupo de periodistas que queremos difundir las noticias para vencer el cerco mediático y la censura producto de la dictadura en Venezuela, nos hace víctimas de consumir una sola linea informativa sin poder disentir y sin poder conocer la verdad.