Naky Soto: Ahora son 106 casos

Advertisement


La vicepresidenta de Nicolás, Delcy Rodríguez, confirmó la noche de este miércoles 15 nuevos casos de COVID-19, para un total de 106 contagiados admitidos en 13 días. Los casos están distribuidos así: 5 en Miranda, 4 en Aragua, 2 en Distrito Capital, 2 en Zulia, 1 en Bolívar y otro en Los Roques. Delcy aseguró que la Organización de Naciones Unidas dio el visto bueno a las medidas tomadas por el régimen, y que el país recibirá insumos donados por la ONU para detectar el virus. «Casi 40 mil personas debieran haber sido visitadas en todo el país tras la encuesta sobre síntomas de coronavirus, y de esas, se han hecho unas 1.830 pruebas de despistaje», precisó. Delcy insistió en que Venezuela cuenta con los recursos necesarios para atender la pandemia, aunque luego anunció que este jueves arribará otro avión con ayuda humanitaria proveniente de China. «Venezuela no le está pidiendo limosnas al mundo, nosotros tenemos recursos suficientes. Hemos enviado comunicaciones a seis gobiernos donde se encuentran nuestros recursos financieros bloqueados para que sean liberados», dijo. Añadió que la curva de contagios se mantiene aplanada y que están llegando a niveles de “contener el virus”.

Hacer todo
Juan Guaidó afirmó esta noche: “Estamos dispuestos a hacer todo lo que se tenga que hacer para lograr que la mayor cantidad de ayuda le pueda llegar a la mayor cantidad de venezolanos, y en especial a los más vulnerables, pero, debo hacer una aclaratoria irrenunciable: con condiciones de que los insumos o recursos que consigamos no pasen por el manejo del usurpador ni de sus cómplices, porque sabemos lo que pasó en los últimos años, van a robar y van a extorsionar al pueblo que lo necesita”. Guaidó pidió demostrar con hechos quién pone por encima de todo el bienestar de los los venezolanos, e informó que han logrado recuperar $ 20 millones para que sean otorgados y administrados por organismos multilaterales internacionales “que entreguen de manera directa la ayuda”, y serán ellos quienes definirán las prioridades en distribución y asignación del apoyo, y garantizarán su transparencia. Guaidó aseguró que el país no está preparado para esta pandemia, y añadió: “Nosotros podemos conseguir apoyos, pero la Fuerza Armada debe quitar los obstáculos”.

Un poco de conspiración
El poder necesita desarrollar con relativa frecuencia guiones de conspiración. Sin esas amenazas retóricas, no fácticas como el COVID-19, la vida se les hace aburrida, tendrían que rendir cuentas, gobernar, responder. Hoy el ministro de Comunicación de Nicolás, Jorge Rodríguez denunció otro plan conspirativo desde Colombia (con la colaboración de Estados Unidos) para asesinar a Nicolás y a Diosdado Cabello. Según Rodríguez, intentaron ingresar al país un arsenal de guerra valorado en $500.000, que afirmó, el presidente Iván Duque pudo invertir en insumos médicos para atender la pandemia. Los culpables de este nuevo plan conspirativo son Clíver Alcalá Cordones, Luisa Ortega Díaz, y los diputados Germán Ferrer y Hernán Alemán; todos fueron chavistas con cargos de poder durante los gobiernos de Hugo Chávez y parte de los de Nicolás. El diario Tal Cual precisó que este plan guarda extraordinarias similitudes con uno denunciado apenas en agosto de 2019.

Otros datos
– Esta noche, Nicolás aseguró que hay tres casos delicados: uno “bastante grave”, y los otros dos “estables”. Dijo que el que está más grave “está recibiendo atención médica adecuada”. Dedicó un tiempo significativo a repasar las cifras de contagios y muertes de los países vecinos.
– Además dijo a Henrique Capriles: “Capriles escúchame, entiendo que dices que hay que sentarse a hablar, yo lo digo aquí y me comprometo, Nicolás (…) está listo para sentarse a hablar con toda la oposición, con el que quiera hablar sobre el COVID-19 y llegar a soluciones, es más, planteo que la Nunciatura Apostólica preste la Nunciatura para un encuentro con estos factores (…) Capriles te dejo la pelota en tu lado, no me importa que no me reconozcan”.
– El gobernador de Guárico, José Vásquez, confirmó el primer contagio por COVID-19: una menor de edad, cuya familia viajó recientemente a La Guaira.
– “El paciente positivo por COVID-19 de Maracaibo recibió el alta médica. Sigue bajo vigilancia epidemiológica en su casa por 14 días más”, declaró Omaira Prieto, máxima autoridad de salud del Zulia.
– El gobernador de Miranda, Héctor Rodríguez, se reunió con los alcaldes de Baruta, El Hatillo y Chacao, para tomar medidas ante el COVID-19. Anunciaron que incrementarán medidas de aislamiento; se incrementarán procesos de desinfección en casas y edificios y se unifican sistemas de salud.

La ONU habla sobre Venezuela
La ONU identificó a Venezuela entre los países prioritarios para atender entre abril y diciembre de 2020 ante la pandemia del coronavirus. En su Plan Global de Respuesta Humanitaria por COVID-19, un informe publicado este miércoles, la ONU advirtió que el sistema de salud pública de Venezuela tiene una capacidad limitada para la atención de pacientes, una limitación cifrada en la escasez de medicamentos e insumos, la falta de agua y electricidad, y la migración de profesionales de la salud. También mencionan a los grupos en riesgo en el país: personas mayores, con condiciones de salud preexistentes y con inseguridad alimentaria, así como la población indígena, los trabajadores de la salud. La ONU alerta las restricciones por la cuarentena y para acceder a la gasolina como obstáculos para las labores humanitarias. Importante: este plan global de respuesta humanitaria estima un presupuesto de $ 2 mil millones. Nicolás pretendía que el FMI le prestara $ 5 mil millones solo para Venezuela.

Breves y graves
– La pandemia ha matado a más de 21.000 personas en el mundo, y ya suma más de 468.000 contagios. Las cifras locales conservan severas diferencias con las tasas de las naciones vecinas.
– La alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet dijo este miércoles que ante la amenaza que representa la propagación del coronavirus, los gobiernos deberían poner en libertad a todos «los presos políticos y otros internos que fueron encarcelados simplemente por expresar ideas críticas o disentir”.
– El FMI y el Banco Mundial pidieron a los acreedores bilaterales de los países más pobres que «congelen el reembolso de deudas» para que puedan liberar dinero para combatir la pandemia de coronavirus.
– El régimen está buscando un período de gracia para los pagos de préstamos, dijo una fuente a la agencia Reuters, un acuerdo similar al que lograron en 2016, que permitió a Venezuela pagar solo de intereses de los préstamos durante más de un año.

¿Juntos somos más?
El mismo día que Jorge Rodríguez dio lecciones de inversión de recursos a Iván Duque, se conoció que el chavismo gastó $ 4 millones en lobby en EEUU para que intercedan en el levantamiento de sanciones. Con ese dinero pudieron pagar equipos e insumos médicos en plena pandemia, pero optaron por el lobby. Esta noche, el canciller de Nicolás, Jorge Arreaza informó que junto a China, Rusia, Irán, Siria, Corea, Cuba y Nicaragua, el régimen pidió al secretario general Antonio Guterres “que la ONU se sume con fuerza al levantamiento total” de las sanciones. El procurador especial, José Ignacio Hernández lo explica así: “Gracias a las órdenes ejecutivas del Gobierno de Estados Unidos, los activos de Venezuela están a salvo de los acreedores heredados de Chávez y Maduro. No es de extrañar que algunos de esos acreedores y sus lobistas presionen por levantar las sanciones”. Punto, pelota. Los “esfuerzos” por levantar sanciones (algunos edulcorados con el tenor naif de que juntos somos más) no responden a los intereses de los venezolanos ni a la desesperada coyuntura de la pandemia, sino a los acreedores que el chavismo multiplicó contra la nación: necesitan que ellos cobren.

El satélite Simón Bolívar, lanzado en 2008, quedó fuera de servicio “debido a una falla», escribió el ministerio de Ciencia y Tecnología en su escueto comunicado. Space News reportó el lunes que el satélite «ha estado atorado por 10 días en una órbita elíptica», después de que «una serie de maniobras lo dejaran desarreglado en una órbita inutilizable». La construcción y puesta en órbita del satélite le costó a la nación $ 241 millones, a los que se suman $ 165 millones por la construcción de dos estaciones terrestres. $ 406 millones perdidos.



Blog de Naky Soto

Extra Venezuela

Las noticias de Venezuela sin censura

QUIENES SOMOS

Somos un grupo de periodistas que queremos difundir las noticias para vencer el cerco mediático y la censura producto de la dictadura en Venezuela, nos hace víctimas de consumir una sola linea informativa sin poder disentir y sin poder conocer la verdad.